En Estados Unidos los trabajadores y trabajadoras autónomas a tiempo completo han crecido un 91% en los últimos 4 años, convirtiéndose en un 45% de la fuerza laboral del país. Lamentablemente, en esta nueva normalidad pospandémica se han normalizado también otros aspectos como la disparidad salarial entre hombres y mujeres. 

Según un estudio publicado en Ondeck, una mujer gana 79 centavos por cada dólar que gana un trabajador independiente del sexo opuesto. En el sector “creativo y de diseño”, la cosa mejora pero específicamente en fotografía los fotógrafos siguen cobrando bastante más.

Ellos ganan una media de 100,5 dólares por hora, mientras que las fotógrafas solo 75,41 dólares. Es decir 25,09 dólares menos que los fotógrafos por cada hora trabajada. Curiosamente, la excepción que sube la media en los gráficos es el mundo del vídeo, donde las videógrafas cobran hasta 47,42 dólares más que sus compañeros hombres.

Según el estudio, este cambio en el mundo audiovisual podría deberse a que, al contrario que la fotografía que es una disciplina más antigua e históricamente realizada por hombres, el vídeo es algo mucho más actual y que carece de esa carga obsoleta y tradicional.

 

gráfico-salarios-hombres-mujeres EEUU

 

Aunque el estudio se limita a Estados Unidos y no siempre es fácil extrapolar los datos a nivel local, lo cierto es que la brecha salarial de género siempre ha estado y sigue estando ahí.

Sólo hace falta echar un vistazo alrededor en eventos, workshops, masterclasses o galas de premios para comprobar que en fotografía también los hombres siguen teniendo la batuta. Cabría preguntarse por el motivo, teniendo en cuenta que las aulas para estudiar fotografía tienen un número mayor de mujeres que de hombres. 

«La brecha del exceso de confianza es la disparidad entre las capacidades autopercibidas y su desempeño real” asegura Brook Taylor en unas declaraciones a Ondeck. “Muy a menudo escucho a mujeres que tienen años de experiencia y mucho éxito sobre el papel, que todavía no se creen suficiente o capaces de avanzar más” asegura Taylor, coach profesional que ayuda a mujeres a crecer en su carrera.

Esa merma de confianza consolidada tras siglos de desigualdad, abuso de poder y falta de referentes, sumado a un sistema social y laboralmente patriarcal -así lo demuestran los datos y el día a día- hace que, lamentablemente, siga estando muy alejado un techo de cristal que poder romper tanto en fotografía como en otros muchos sectores.