IUno de los síntomas más inequívocos de que el verano está a la vuelta de la esquina es que Ricoh vuelve a la carga con una nueva compacta todorerreno de su saga WG. Se trata en esta ocasión de la Ricoh WG-80, que hereda el característico diseño de sus predecesoras con sus seis pequeñas luces LED rodeando el objetivo.

WG-80_or_006_left_upper_surface_with_macrostand

Aunque el principal argumento de la cámara vuelve a ser su resistencia. La WG-80 cuenta con certificación IPX 8, lo que se traduce en que puede sumergirse hasta 14 metros durante dos horas, soporta caídas desde 1,6 metros de altura sin inmutarse y puede funcionar en ambientes gélidos de hasta menos 10 grados.

WG-80_bk_001_left_upper_surface_led_on

Por dentro la cámara viene armada con un sensor CMOS de 16 megapíxeles y 1/2,3 de pulgada, acompañado de un zoom 28-140 mm f3.5-5.5. Pantalla de 2,7 pulgadas, vídeo Full HD a 30 fps, memoria interna de 68 megas (en serio) y un bueno número de filtros y modos de disparo completan las modestas especificaciones de la cámara.

80_B2B_water

Aunque las compactas de sensor pequeño llevan años prácticamente desaparecidas, Ricoh sigue apostando por esta saga de cámaras de todoterreno año tras año, sin aportar grandes novedades respecto a lanzamiento de la temporada anterior. De hecho la Ricoh WG-80 es posiblemente la única cámara compacta que se ha lanzado (y que posiblemente se lanzará) este año, al menos entre las grandes marcas del sector.

80_B2B_pocket

La Ricoh WG-80 estará disponible a mediados de junio en naranja y negro por 330 euros.

4 COMENTARIOS

  1. Muy cara! 330 euros? Es una mucho dinero. Usd 386 es el valor de Nikon Coolpix W300 con muchas más prestaciones.
    Coincido con Sergio, por 100 euros la compraría…tal vez.

Los comentarios están cerrados.