Sigma 50 mm f1.2 DG DN Art, una óptica premium en versión ligera y «económica»

0

¿Serías capaz de distinguir una foto tomada con una óptica f1.2 respecto a una f1.4? Y, llegado el caso, ¿cuánto pagarías de más y cargarías de más en la mochila a cambio de ese plus de luminosidad y consiguiente desenfoque?

Se acaba de presentar el nuevo Sigma 50 mm f1.2 DG DN de la gama Art, así que antes de nada hemos querido plantear este sencillo juego, comparando las fotos hechas con la nueva óptica y las mismas -o casi- con el Sigma 50 mm f1.4. Los dos montados en una Sony A1, por cierto. Aquí los resultados.

Sigma_50mm_f1.2_comp_01

Sigma_50mm_f1.2_comp_02

Sigma_50mm_f1.2_comp_03

Sigma_50mm_f1.2_comp_04    Sigma_50mm_f1.2_comp_06 Sigma_50mm_f1.2_comp_05

Son prácticamente iguales en tamaño -buen trabajo, ingenieros de Sigma- pero les separa un tercio de paso de apertura y unos 500 euros en el precio. El 50 mm f1.4 se puede encontrar por menos de 1000 euros, y por el nuevo Sigma 50 mm f1.2 Art tocará pagar unos 1500 euros cuando llegue al mercado.

Sigma_50mm_f1-2 (7 de 9)

¿Merece la pena pagar esos 500 euros de más? Esa es una de las muchas preguntas que nos hemos hecho nada más tener la nueva óptica de Sigma entre las manos, que hemos tenido ocasión de probar durante unos días antes de su estreno.

DSC03517

DSC03488

DSC03563

DSC03628

Como siempre, os dejamos fotografías de ejemplo a máxima resolución para poder valorar su rendimiento. Son archivos JPEG directos -haciendo click se accede al original- con la corrección de viñeteado en cámara activada. Muchas de ellas están disparadas a f1.2 porque, como decimos siempre, si pagamos más por tener esa apertura queremos ver cómo se comparta en ese situación.

El más ligero, ¿el mejor?

Con un peso de 745 gramos, Sigma presume de haber conseguido poner en el mercado el 50 mm f1.2 más ligero del momento. Sí, más que el Sony 50 mm f1.2 GM con el que pretende competir. La pequeña diferencia (apenas 30 gramos) parece dejar claro que era parte del reto conseguir rebajar la cifra de Sony.

Sigma_50mm_f1-2 (9 de 9)

Muy bien rematado y en línea con las últimas ópticas de Sigma, lógicamente no se trataba sólo de hacer un 50 mm f1.2 ligero, sino de excelente calidad. De hecho, desde la compañía aseguran que es el mejor disponible para la montura Sony E, por delante incluso del original.

DSC03575

DSC03648

DSC03686

DSC03686

No hemos tenido ocasión de compararlas, pero la experiencia nos dice que cuando una firma hace estas afirmaciones suele estar en lo cierto y que, en la práctica, ambos objetivos serán prácticamente iguales. Teniendo en cuenta la diferencia de precio a favor de Sigma (unos 700 euros) parece una buena noticia. Al menos para quienes busquen alternativas a la óptica original, claro.

El viñeteado a máxima apertura es evidente y también hemos notado algunas aberraciones cromáticas. Pero nada que no pueda corregirse fácilmente a la hora de editar las fotografías. El rendiemiento en centro y esquinas es magnífico ya a máxima resolución y, como se puede ver en el vídeo, incluso supera a lo que el 50 mm f1.4 de Sigma es capaz de ofrecer.

DSC03669

DSC03689

DSC03620

DSC03781

¿Pero entonces la idea es ser alternativa al 50 mm f1.2 de Sony o hacer la competencia a su propio Sigma 50 mm f1.4? Las dos cosas. Lo cierto es que, aunque ese plus de luminosidad siempre se agradece y la calidad es magnífica, no hay que perder de vista que hablamos de una diferencia de precio considerable con la versión f1.4 que también es una muy buena opción.

Sigma_50mm_f1-2 (1 de 9)

Tal vez por eso Sigma plantea esta óptica de una forma muy inteligente. De entrada, como opción para quienes busquen la excelencia óptica a un precio ajustado. Pero también para quienes dispongan del presupuesto (1500 euros) y en vez de ir a por el Sony 50 mm f1.4 descubran que pueden hacerse con este Sigma f1.2.