Hacía tiempo que nuestro amigo Antonio Garci no se pasaba por el podcast, así que estamos encantados de tenerle de vuelta por aquí para charlar sobre uno de esos temas tan clásicos como polémicos: el intrusismo en el sector fotográfico.

Una profesión que en las últimas décadas ha sufrido profundos cambios a todos los niveles, empezando por el laboral. ¿Pero cualquiera puede ser fotógrafo? ¿La formación es necesaria? ¿El llamado intrusismo es un problema o ha servido para mejorar el sector?

De todo esto hablamos con Antonio Garci que, como sabéis, le gusta el salteo casi tanto como a nosotros. O como a Iker, que acude puntual a su cita para repasar lo mejor y lo peor de las últimas semanas, con ración doble de Magnum esta vez.


Suscríbete a Photolari Podcast en las principales plataformas

Apple Podcast SpotifyOvercastIvooxAndroid

60 Comentarios

  1. Zapatero a tus zapatos, cualquiera puede hacer fotografías pero eso no lo convierte en fotógrafo que es una profesión. Como cualquier otro oficio necesita estudio, formación, experiencia en el área que se pretenda abordar, equipo acorde etc. No me imagino a National Geographic por ejemplo dejar sus reportajes librados a las manos inexpertas de un fotógrafo aficionado que ocasionalmente hace alguna foto buena.

  2. Llamo la atención a la moderación del blog, caso de que exista, sobre un desahogado que va insultando y llamando chorizo, ganapán, etc… a todo aquel que le presenta una visión de la realidad que no se aviene a sus escasos recursos intelectuales. Tiene toda la pinta de ser un pureta al que se le atraganta la competencia y el libre mercado y añora los tiempos en que el estado regulaba todas las facetas de la vida del individuo, desde lo social a lo económico, etc…, y ahora su mediocridad, no el mercado, le plantea un oscuro panorama laboral en el que seguramente ve peligrar el pan de su familia, de ahí su furia y su necesidad de echarle la culpa de a los demás cuando él es el único responsable de su desgracia.

    • Este individuo tampoco se ha dado cuenta que está incurriendo en delito, al acusar de ladrones públicamente a varios participantes(seguro que sin pruebas ni sentencias)

    • La trayectoria de este sujeto es larga. Comenzó en tiempos de «Quesabesde» donde insultaba y ridiculizaba a cualquiera que publicaba una fotografía en el foro de aquella página web. Ahora continúa con la misma política.
      Creo que este sujeto ni es profesional de la fotografía ni nada parecido, es más, incluso pienso que sus conocimientos fotográficos son más bien escasos o inexistentes y su único fin es armar jaleo, insultar y provocar. En otras palabras, es un troll de manual.

  3. La técnica se puede aprender estudiando y hoy mucho más, en Internet, con cientos de tutoriales. Pero no así la creatividad y el talento, que si bien se puede mejorar, ya viene original, de fábrica.

    • La creatividad también se aprende y se adquiere estudiando la obra de otros, estudiando e «inspirándose», podría decir copiando lo que hacen los demás porque en fotografia la «inspiración» es una práctica universalmente asumida y aceptada que a nadie escandaliza y de igual manera que no hay distinción entre original y copia, tampoco la hay entre obra genuina y plagio. La fotografia es así de democrática, los referentes han colapsado y todo el mundo es creativo por derecho propio.

  4. He leído todos los comentarios y hay una cosa en la que estoy de acuerdo con todos, aunque me duela en el alma: hacer fotos es fácil, es para todos, es accesible. Cualquiera puede comprarse una cámara, mirar por la pantallita y hacer click. La curva de aprendizaje con la cámara es muy corta.

    Sin embargo, creo que hay otra curva de aprendizaje mucho mas compleja, que es la luz. Entender como funciona la luz y como nuestras cámaras ven la luz me parece bastante mas complejo.

    Y por otro lado creo que hay otra cosa que pasa a tener un gran impacto y que no es tan fácil de aprender: el buen gusto y la puesta en escena. Buscar y descubrir un buen spot para unas fotos, crear tú mismo una atmósfera en una casa, elegir el mejor lugar de la ciudad para hacer fotos a las 3 de la tarde o saber elegir cualquier otro escenario ya sea para paisaje, retrato, moda o bodegón. Creo que la puesta en escena es, en esencia, una de las cosas que mas valor tendrá a la larga, y no tanto el apretar un botón y hacer la foto.

  5. Manejar una herramienta compleja, como es una cámara fotográfica (no utilizar los programados), requiere de cierta cualidades a considerar, como es la dedicación, gusto por la composición (técnica como artística), adquisición de conocimientos de diversas técnicas fotográficas así como de los materiales (cuerpos, objetivos, filtros, luces, medidores varios, etc.) … en definitiva todo esto se resume en dos palabras: TIEMPO y ECONÓMÏA y ambas son inversiones a tener en cuenta para un profesional, pero no tanto para un aficionado. El intrusismo no lo genera un fotógrafo, lo hace un cliente.

  6. ¡Informáticos del mundo!

    Protestar por el intrusismo de los fotógrafos que utilizan los ordenadores para retocar sus fotografías.

  7. Después de escuchar el podcast la conclusión que saco es que, en el mundo de la fotografía, más que de intrusismo se debe de hablar de piratería, de personas que ejercen una profesión sin cumplir los requisitos legales para realizarla, en especial sin cumplir con las obligaciones fiscales derivadas de su actividad.
    Una profesión no regulada, en la que no se requiere ninguna formación reglada para ejercerla, cualquiera la puede y nadie debe ser considerado intruso y si, además, no existe ninguna regulación de las tarifas a cobrar, cada cual puede exigir por su trabajo lo que guste, incluso puede hacerlo gratuitamente si le place, está en su derecho.
    La existencia de aficionados que pueden realizar un trabajo de manera gratuita es un fastidio para la profesión fotográfica, pero en las circunstancias actuales poco puede hacer, salvo que consiga una regulación de la que actualmente carece.

    • Además, aunque se consiguiese dicha regulación, un posible cliente sería totalmente libre de aceptar que un amateur sin licencia haga dicho trabajo gratuitamente.

      Yo creo que hay muchas cosas que han atraído a la gente a las cámaras: las redes sociales por supuesto, también precios bajos en las cámaras junto a aplicaciones que acercan el mercado de segunda mano, una educación y cultura que tiende cada día a ser mas inquieta por las formas de arte, y también una innovación tecnológica que poco a poco «facilita» muchas cosas que antes eran mas complicadas, como los softwares que reconocen formas y las recortan, o los estabilizadores que te permiten hacer fotos a 1/5.

      Yo no termino de saber si esto es algo bueno o malo, me gusta que haya mas adeptos a la fotografía, aunque también entiendo que llegado el momento, podrían ser mi competencia.

  8. Lo que se ve mas interesante cuando en vez de ser solo audio, se incorpora el video, porque en el audio ni foto se ve, y si no lo vez de manera completa, se hace aburrido oírlo todo

    • El podcast es un formato diferente al vídeo. Mucha gente incorpora vídeo en el canal de YT para ganar visitas, pero en Photolari la estrategia que se tiene es diferente. El canal de YT se usa para otras cosas. Separamos el contenido del canal de YT del contenido del podcast. Así siempre hay cosas diferentes. El podcast es un formato para la gente que va en coche, está haciendo deporte, o cualquier otra actividad que no requiere el tener una pantalla delante… y así seguir disponiendo de Photolari sin problema.

      No te preocupes si el formato te resulta aburrido. En ese caso, simplemente, no está hecho para ti 🙂 Es dar opciones a todos los usuarios. Pero tenemos en cuenta tus apreciaciones.

      Saludos

  9. Lo que hay que tener claro es lo que se quiere hacer en fotografía, si uno es aficionado, pues lo que tiene que hacer es dedicarse a su afición, y listo, y cuando uno quiera ser profesional, pues deberá cumplir todos los requisitos legales para ello, sencillo, yo soy aficionado, y a veces, me ha surgido hacer algún trabajo, alguna cosa, y siempre he remitido a un profesional, que los hay muy buenos, yo diría que hoy malos no hay, porque no sobrevivirían, antes si, no hay que complicarse mucho, y tener las ideas claras nada mas.

  10. «La fotografía es un maravilloso descubrimiento, una ciencia que ha atraido a los grandes intelectos, un arte que emociona a las mentes más astutas — y que puede ser practicada por cualquier imbecil».

    Nadar.

  11. Confundir profesional con buen fotógrafo y aficionado con mal fotógrafo es una soberana estupidez. Seguro que todos sabemos ejemplos de sobra que nos demuestran justo lo contrario. Buenos, malos y mediocres los hay en ambos lados. Solo los distingue una cosa: que unos necesitan ganarse el sueldo con la fotografía y los otros no. Y claro, con lo difícil que es ganarse la vida actualmente con esto les incomoda que “cualquiera” pueda hacer lo mismo que ellos, o mucho mejor en algunos casos.

  12. No sé si cualquiera puede ser fotógrafo profesional como para dedicarse a ello… pero fotógrafo aficionado avanzado, que sepa tanto como un profesional, sin duda.

    He trabajado más de 15 años en el sector tecnológico, de empresas de desarrollo, startups, etc… y la cantidad de programadores que también hacen fotografía, es una pasada… no sé si porque la fotografía se puede tratar de forma muy técnica, o qué… pero la mayoría de programadores que he conocido, vaya, ¿también eres fotógrafo?, vaya, ¿también haces mini exposiciones en bares de tu barrio?, vaya, ¿también vas a fotografiar aviones cerca del aeropuerto?…

    Sinceramente creo que la fotografía es un arte de muy fácil acceso. Requiere poca curva de aprendizaje para empezar a tomar buenas fotos (técnicamente hablando). Luego, entrenar el ojo y tener criterio es otro tema… pero coger una cámara y entender como funcionan sus valores para tomar una foto con las luces/sombras/exposición como deseas, en poco tiempo cualquiera lo sabe hacer.

    Sí que hay mucho intrusismo en la fotografía, sin duda.

    • Estoy bastante de acuerdo con tu comentario, tan de acuerdo, que me gustaría incluso estarlo un poco menos. Pero es que sí, es fácil entrar.

      Sin embargo, también creo que le afectan mucho las redes sociales: la fotografía es moda.

      Algo me dice que ser DJ hoy día también es relativamente fácil con un ordenador y un programa cualquiera de mezclar música. Accesible, barato y con una curva de aprendizaje corta. Sin embargo, no hay ninguna red social popular hoy día sobre música que haga que todos seamos DJs y productores. SoundCloud no está precisamente a la altura de Instagram o de Youtube. Y quizá por eso en 2022 no somos todos DJs en potencia.

      Pero no solo pasa en trabajos creativos, también puedo mencionar otros como la traducción. Yo sé inglés y español, y puedo traducir una web de inglés a español y seguramente viceversa. Sin embargo, no «mola» tanto ser traductor, ni está tan de moda, por no hablar de que no hay redes sociales que vayan de esto.

      Ese es mi aporte.

  13. incluso los médicos y los arquitectos tienen intrusismo. No digamos ya cualquier profesión de las llamadas «crativas», donde entra en juego los gustos de cada cual. Desde la mal llamada democratización de la fotografía con la llegada del digital, esto se ha disparado. No se trata de castas. Bueno o tal vez sí, porque para el mercado es estupendo que los «parias» se peleen por un mendrugo de pan, para que los brahamanes sigan abanicándose, o mejor dicho, enchufando su aire acondicionado

  14. Hoy se publica en un medio digital que el retrato oficial de cierta ministra, de cuyo nombre no quiero acordarme, costó 52.200 €. Que el retrato de un expresidente del gobierno costó 35.000 € y el de otro expresidente y un exministro de defensa costarón, respectivamente, 82.000 €. El retrao fotográfico de un expresidente anterior costó, a su vez, 69.600 €.

    Naturalmente hablamos de dinero público.

    Entonces el intrusismo está mal?

      • Habría que ver quién ha hecho la foto. Hay fotógrafos/as de moda por ejemplo que se cotizan así o más, o gente como Annie Leibowitz, pero aquí el tema está en el empleo de dinero público para un retrato a un político que se puede hacer por 1.000 €.

        Al final los intrusos o los profesionales que cobren lo que puedan. Es la ley de la calle.

  15. ¡Cualquiera puede ser fotógrafo y vivir de la foto, claro que sí! Todo depende de lo que ofrezca de cara al público (Clientes). Ya no estamos en la época analógica en que manejar una cámara y hacer fotos técnicamente buenas era un reto, hoy entre el live view, tutoriales de Youtube, ordenadores lo suficientemente potentes para editar cualquier foto y poder disparar tomas casi infinitas se hace todo más fácil y eso está muy bien.

    Al final el cliente decide si le gusta lo que cada uno ofrece, ya sea calidad técnica o estilo artístico. Además, para lograr buenas fotos no hace falta ser profesional, la única diferencia es que los profesionales viven de ello mientras que muchos otros no, todo depende de cómo se rentabilice y lo que busque el cliente.

    No se trata de que Juan o María vayan a hacer fotos de personas o productos solo tocando el botón de su Iphone (aunque esto le podría servir a según quien), pero tampoco hace falta un fotógrafo con 20 años de experiencia si no es lo que el cliente busca. Lo único importantes es que, si vas a cobrar, pagar lo que corresponde a impuestos, salud, etc.

    • Tengo dos amigas veterinarias, ambas han trabajado en diversas clínicas. Sus jefes nunca eran veterinarios. Y en casi mas del 50% de sus trabajos, la cosa surge de una tienda de piensos que tiene público y salta a clínica veterinaria. Te entiendo.

  16. que se le va a hacer…unos creerán acertado mi comentario….y otros no….en cualquier caso es imposible sintonizar con todo el mundo

  17. Perdonad que suelte un comentario antes de escuchar el post (es que me da pereza por lo trillado que parece el tema).

    Cuando en un concurso nacional de fotografia se presentan tropecientos mil aspirantes para ganar, por ejemplo, 250€. Te haces una idea de la cantidad de fotógrafos que hay a la vuelta de la esquina.

    Después podemos discutir si con camara, móvil, y otros aspectos como si quien hace fotos es autónomo o si hace fotos normalitas (malas lo dudo si alguien le paga por ello y no está ciego)

    Pero que nadie se engañe, cuando un cliente, de verdad busca la máxima calidad, no va a tirar de un cuñao fortero.

    Es tarea del profesional el tirar palante (dos pasos por delante) del intruso, para hacer así valer el plus de ser un profesional de verdad.

    Dicho esto me repito, como la pregunta: Intrusismo lo hay en carpintería de aluminio, instalaciones de lampisteria, informática, restauración,..y un interminable listado entre el que se encuentra la fotografía, claro esta.

    Un saludo.

  18. No existe el intrusismo al no ser una profesión colegiada, como pasa con arquitectos, médicos…. Lo que si existe es una economía sumergida de gente que ni se da de alta en autómonos pero oferta sesiones, bodas, etc.
    La fotografía como profesión se ha prostituido desde la llegada del digital, y no por parte de quien intenta ser fotógrafo, si no de quien no sabe distinguir un servicio profesional del trabajo de un aprendiz o amater y le da igual a quien contrata.
    Si no se sabe distinguir entre una «foto buena», que la hace cualquiera con los medios actuales, y una «buena foto», que ya sólo la hace el que sabe cómo hacerla, se seguirá contratando a estos pseudointrusos del MediaMarkt.

    • La espuria distinción entre buena foto y foto buena es un tanto cómica y me temo que sólo existe en tu calenturienta cabecita, como también es sesgada la apreciación de que el intruso no puede tener capacidad técnica ni artística de sobra para realizar excelentes trabajos a precio reducido. Hoy por hoy, lo único que distingue al intruso del profesional es que el primero trabaja en negro y el segundo no, pero nada excluye la posibilidad de que éste último sea un mediocre y esté cobrando de más por un trabajo que no lo merece y al que se contrata por el sólo hecho de que emite una factura. Como se dice en el podcast la mayoría de los fotógrafos acceden a la profesión por este procedimiento para-legal y sólo una vez que se asientan deciden a elevar su caché y pagar impuestos, ergo el intrusismo viene a ser algo indispensable y necesario a tenor de las confesiones que podemos escuchar en esta entrevista.

      • No, suena a que te estás justificando por trabajar en negro. Seguro que eres uno de esos que por una boda cobra lo que yo les pago a mis ayudantes. Tú o no llevas ayudantes o van gratis “ para aprender”. No generas riqueza, no tributas, acostumbras a los clientes a pagar cuatro duros. La cuestión no es que seas buen o mal fotógrafo: la cuestión es que eres un chorizo.

        • Como que no genero riqueza? Genero riqueza para mi bolsillo y no me dejo robar por un estado depredador y confiscatorio que recauda impuestos para dilapidarlos en fruslerias ideológicas. El mejor impuesto es el que no existe, querido 😀

    • Vas de falacia en falacia y tiras porque te toca. Un libro, un texto no es una fotografía. Un libro narrativo, ensayístico, biográfico etc, tiene una línea temporal con introducción, nudo y desenlace que sigue escrupulosamente. Una foto es precisamente lo contrario, la impugnación y la paralización del tiempo.

  19. todo el mundo tiene acceso a bolígrafo y papel….se es por ello automáticamente escritor?
    la cámara de un movil del que una Maruja hace uso…es automáticamente FOTOGRAFIA..o mas bien… lista de la compra?

    es escribir sin conocimiento de la gramática…literatura?

    huelga hablar de intrusismo teniendo en cuenta lo dicho anteriormente

    • La comparación es estúpida. Escribir un buen libro sólo está al alcance de muy pocos. Hacer una buena fotografía con la tecnología actual la hace prácticamente cualquiera.

      • Ahí está el tema real, confundir una foto buena con una buena foto. Lo primero lo hace cualquiera con los medios actuales como muy bien dices. Lo segundo ya es harina de otro costal, pero no siempre es necesaria y para mucha gente son imposibles de distinguir.

        • ¿Y qué prefieres para tu empresa? ¿Una buena fotografía que no te hace ganar dinero o una mala fotografía que te hace ganar dinero?

  20. Pasa con todas las profesiones, la tecnología digital terminó con todos los oficios que antes les permitían a la gente vivir de su trabajo. Desde traductores a periodistas, pasando por la banca o la gestión, la tecnología digital ha sido una hecatombe para el factor humano, por así decirlo, por cada puesto de trabajo que crea esta tecnología y se aplica, se destruyen entre tres y cuatro empleos «analógicos» son datos oficiales y la cruda realidad, sólo hay que ver quien vive de la fotografía y como vive de ella o de los otrora oficios que he mentado. ¿Intrusismo?, no, es el fin de una era.

  21. El término intrusismo es una falacia peyorativa con la que un colectivo muy minoritario pretender blindar sus ya periclitados privilegios de clase. Cabe hablar de intrusismo en profesiones que exigen una formación reglada y una titulación reconocida por el estado como médicos, abogados, arquitectos, etc… hablar de intrusismo en un oficio donde la tecnología ha borrado la frontera que separaba al amateur del profesional es absurdo y no tiene sentido. Hoy en día cualquiera con un mínimo de intuición sabe mirar por una pantallita y apretar el disparador por tanto cualquiera tiene derecho a ganarse la vida con este simple protocolo. Esta disciplina debe estar regida por la misma ley de la oferta y la demanda que rige el resto de oficios: el que sabe adaptarse ofreciendo el producto más adecuado al menor precio es el que está llamado a sobrevivir, el resto debe apartarse y quedar relegado a la cuneta de la historia.

    • «…un oficio donde la tecnología ha borrado la frontera que separaba al amateur del profesional es absurdo y no tiene sentido.»

      La fotografía es más que sólo apuntar y disparar con un móvil… que por poder, se puede pero no me compares un trabajo de fotografía «serio» con lo que hace un oportunista que sólo pasaba por ahí con su móvil.
      La tecnología no es más que un medio, tan importante como el conocimiento, la experiencia, la educación, la paciencia y la sensibilidad para contar contar algo.

      Cualquiera puede ser fotógrafo, claro que sí, lo mismo que cualquiera puede pintar un cuadro…

      • No se puede ser tan sectario ni tener una visión tan maniquea de la realidad: el trabajo que realiza un «oportunista» puede ser tan serio como el que hace uno que está al corriente de sus pagos con el fisco. Por lo demás, la educación visual, la paciencia, la sensibilidad para contar historietas, etc… se pueden adquirir de forma libre a través de los trillones de tutoriales disponibles de forma abierta en la Red. Ya nadie tiene la exclusiva del conocimiento y las excusas para cobrar 2.000 euros por un book son cada vez menores porque la competencia es cada vez mayor y más instruida.

        • Con «Intrusismo» supongo que el artículo se refiere precisamente, a ese oportunista que sabiendo o sin saber, le está jodiendo el trabajo al que está ahí contratado. Una cuestión de educación.
          Saber elegir el momento y saber si vale la pena hacer esa fotografía también forma parte de ser fotógrafo…

          y no, no me compares un trabajo «serio» y planificado con el que hace un tío que pasaba por ahí con su móvil. «Serio» está escrito entre comillas… Depende del tipo de trabajo y de muchas otras cosas. Tampoco se debe generalizar…

          • ¿Quieres decir que hay que planificar el descarrilamiento de un tren, el derrumbe de un edificio, un accidente cualquiera… para que pueda haber un «profesional» que pueda fotografiarlo y que no vale las fotos de uno que pasaba por allí con un móvil?

      • Tienes un problema con el chorizo, pásate al bacon y deja de insultar sin saber como se gana la vida la gente, quizás sí que parece que seas un resentido con poco talento, por eso te levantan los trabajos esos “intrusos” no profesionales

  22. Evidentemente la respuesta a la pregunta del artículo es un sí rotundo y clamoroso: cualquiera puede ser fotógrafo y vivir de ello. La democratización de la fotografia propiciada por la tecnología al alcance de todos lo hace posible. Defender castas gremiales, mafiosas y corporativistas a estas alturas es algo completamente rancio y trasnochado. No hay tal debate.

Comments are closed.