Es, muy posiblemente, uno de esos cambios en la estructura interna de una multinacional que no afectarán de ninguna manera al usuario y que tienen más que ver con sus cuentas o con sus accionistas que con el producto. Pese a ello, el anuncio de Sony de que tres de sus divisiones formarán una nueva compañía parece haber creado cierto revuelo en el sector tecnológico.

¿A falta de nuevos productos y en pleno parón mundial por el coronavirus bienvenida sea cualquier excusa para hablar de Sony? Eso parece. Aunque no sea sobre esas A7 IV y A7S III que parece habrá que seguir esperando unos meses.

Sony-estructura
A partir del 1 de abril el organigrama de Sony cambiará.

El caso es que a partir del 1 de abril las divisiones Imaging Products & Solutions (donde se integra el negocio fotográfico), Home Entertainment & Sound y Mobile Communications formarán una nueva compañía subsidiaria con el nombre de Sony Electronics Corporation.

Lo más interesante, como tantas veces, el rumor de fondo tras esta noticia: accionistas llevan tiempo presionando para escindir la división de sensores digitales, sin duda una de las más punteras y rentables ahora mismo en la compañía.