Apenas un mes después de lanzar el ya muy compacto ECM-B10, Sony vuelve a la carga con un micrófono aun más pequeño y ligero. Se trata del nuevo ECM-G1, un micrófono direccional que pesa solamente 34 gramos y tiene unas comedidas dimensiones de 28 x 51 x 48,5 mm.

Sony-ECM-G1-front

El nuevo micrófono está especialmente diseñado para vlogging, y tanto por diseño como por precio busca competir con otras opciones del mercado como el VideoMicro de Rode.

A pesar de su pequeño tamaño, el ECEM-G1 viene armado con una cápsula de 14,6 milímetros. Esta cápsula proporciona un patrón de captación supercardioide, ideal para centrarse en los sonido que vienen de frente y atenuar los que vengan desde otras direcciones.

Sony-ECM-G1-ZV-E10-1

El ECM-G1 está equipado con una zapata de interfaz múltiple (MI) de Sony, por lo que puede usarse en cámaras de la marca como la ZV-E10 o las FX3 y FX6 sin necesidad de cables. También cuenta con un conector minijack de 3,5 milímetros para usarlo en dispositivos de otras marcas.

Sony-ECM-G1-wind-screen

Sony-ECM-G1-kit

El nuevo micrófono de Sony, que viene acompañado de una funda y un filtro anti viento, estará disponible en septiembre y costará unos 170 euros.