Hace algo más de tres años la A7R IV nos sorprendió con un sensor de 60 megapíxeles que batía récords de resolución en el segmento de cámaras de formato completo. Un título que la recién anunciada A7R V revalida, apostando por la misma cifra pero incorporando novedades en diseño y prestaciones vistas en algunos de los últimos modelos de la compañía.

Con un aspecto que recuerda al de las Sony A7 IV y Sony A1, la nueva A7R V pone al día su visor electrónico, que ahora presume de una resolución de más de 9 millones de puntos. También estrena pantalla, con un mecanismo que le permite ser abatible y articulada.

Enfoque con IA

Pero, sin duda, la gran novedad de la cámara es su renovado sistema de enfoque que presume de aplicar la inteligencia artificial en el sistema de detección y seguimiento de personas, animales y objetos.

Sony-A7RV-oficial-01

Más allá de estrenar modos específicos para insectos, trenes y coches, la clave está en su capacidad para reconocer no sólo la cara y los ojos de las personas, sino la silueta entera, lo que permitiría una mejora notable en escenas complicadas.

La velocidad de disparo se mantiene en 10 fotogramas por segundo, aunque el buffer es capaz de mantener esta cadencia más tiempo. Concretamente, 88 disparos en RAW sin comprimir, 184 comprimidos y más de mil fotos en JPEG. Unas cifras que casi triplican las de la generación anterior, con idéntica resolución y velocidad en ráfaga.

Sony-A7RV-oficial-02

Siguiendo con la larga lista de novedades, el estabilizador de imagen también se suma a las mejoras, prometiendo ahora hasta 8 pasos respecto a los 5,5 que ofrecía la A7R IV. Además, esta quinta generación también apuesta por doble ranura para tarjetas CFExpress de tipo A y SD.

Vídeo 8K

La nueva Sony A7R V se convierte en el segundo modelo de la serie Alpha en grabar en 8K tras la A1, aunque a diferencia de ésta que usaba todo el sensor, la A7R V realiza un recorte 1,2x. Ese mismo recorte se usa al grabar 4K a 50 y 60 fps. La única opción de grabar usando todo el ancho del sensor es en 4K a 24, 25 y 30 fps.

También incorpora herramientas vistas en otro modelos como la A7 IV o la citada A1: curva S-Cinetone, corrección de la «respiración» de los objetivos, y focus map.

La Sony A7R V llegará al mercado a mediados de noviembre con un precio de unos 4500 euros el cuerpo, unos 500 más que la A7R IV en el momento de su presentación.