Si hay un objetivo que a lo largo de los años ha sido popular en el escaparate de Tamron ha sido el 28-200 milímetros. Un zoom todoterreno de precio ajustado que para muchos aficionados se convirtió en su óptica de referencia en cámaras réflex, primero de película y luego digitales.

Así que era sólo cuestión de tiempo que esta gama focal llegara también a las Sony sin espejo de formato completo. Una bayoneta que parece haberse convertido en prioritaria para Tamron y para la que ahora se presenta este nuevo 28-200 mm f2.8-5.6 Di III XRD.

Tamron-28-200-Sony

Pero no se trata de una adaptación de alguno de los modelos ya existentes para réflex sino que, como puede verse en su denominación, este 28-200 milímetros llega con una singularidad: apertura f2.8 en su extremo angular.

De hecho, tal y como destacan desde la compañía, se trata del primer zoom de este tipo para formato completo que ofrece esta apertura máxima. Su peso es de 575 gramos, usa filtros frontales de 67 milímetros y dispone de interruptor para bloqueo del zoom.

La distancia mínima de enfoque, por su parte, es de 80 centímetros en su focal más larga y de 19 al trabajar en angular. Igual que el resto de objetivos que Tamron ha ido presentando para Sony, este zoom no cuenta con estabilizador de imagen y sí está sellado para resistir el agua y el polvo.

Disponible a finales de este mes de junio -salvo retrasos provocados por el coronavirus, advierten- su precio será de unos 870 euros.

5 Comentarios

  1. Tamron es muy dado a vender zoom brutales que cubren casi todo, pero que en el fondo son una patata en todo. Poco luminosos, poco nítidos y con aberraciones de todo tipo.
    Normalmente son el zoom del aficionado chusquero, están todas las plataformas de 2a mano llenas de Zoom de estos a precio de fijo chino.

    • Éstos TT, SON ESO: TodO TuyO….Yo no lo quiero ni «dao»……….

      Y no, no es cosa solo de Tamrom. Ésta treta la han gastado muchas marcas y desde que Napoleón andaba por el mundo; Makinon tambien tenía uno para ( en mi caso, Konica ), Ni antes valían un duro, pero al menos se fabricaban duros, valga la redundancia, y ahora peor, ópticamente ( lo veo nomal, el que mucho abarca poco aprieta), los hacen de puro plástico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.