Han pasado más de tres años desde que Tamron con su 28-75 mm f2.8 democratizó el mercado de ópticas para las Sony de formato completo con un zoom más económico, estabilizado y luminoso.

Aunque se trata de una óptica que sigue teniendo recorrido comercial, Tamron acaba de anunciar la llegada antes de finales de año de una nueva versión con mejoras en la calidad de imagen, enfoque y ergonomía.

a063_style2_teg_20210729Una noticia un tanto extraña porque, evidentemente, afectará desde ya mismo a las ventas o al precio del modelo original ahora que ya se sabe que en pocos meses habrá una versión mejorada. En su momento el precio oficial fue de 800 euros y ahora mismo -antes de conocerse el anuncio- se puede encontrar por entre 700 y 750 euros.

Sin fecha ni precio confirmada para esta segunda generación, Tamron sí habla de una mejora «significativa» del rendimiento óptico y de un autofoco más preciso y rápido. También se mantiene el sellado -no se mencionan cambios al respecto- y el zoom seguirá sin tener estabilizador óptico.

En cuanto al diseño, aunque parece que se mantendrá el tamaño bastante compacto -incluida la rosca frontal de 67 milímetros- sí llega con cambios en la ergonomía para mejorar el agarre, así como una conexión directa para poder actualizar el firmware o ajustar algunas funciones mediante un programa dedicado y sin necesidad de depender del cuerpo de cámara.

1 Comentario

  1. Yo uso el 28-75mm de versión reflex y va de lujo en mi Canon.
    El tema es saber sacarle partido a las lentes.
    Saludos

Comments are closed.