«Our Journey Together es un precioso fotolibro sobre el exitoso paso del Presidente Donald J. Trump por la Casa Blanca, y que todo patriota debería tener». Así de rotunda es la presentación de este libro que recoge imágenes de la presidencia de Trump, y que se lanzó a finales del año pasado, editado por una empresa de su hijo y un político republicano.

Cuesta 75 dólares la versión normal, y 230 la edición exclusiva firmada por Trump y, según The New York Times, ya se han vendido 300.000 copias. Tal y como apunta la CNN, las ventas han supuesto unos ingresos de unos 20 millones de dólares. Sin duda, un buen negocio.

Hasta aquí todo normal, excepto por un pequeño detalle: el resto de presidentes desde hace décadas -concretamente desde la época Reagan- siempre han dejado que sea su fotógrafo oficial quien haga y venda un libro con las mejores fotos del mandato.

Trump-libro-02

Algo que, según el relato de The New York Times, también iba a hacer Shealah Craighead que, de hecho, ya había firmado con una editorial y negociado un buen adelanto económico por las presumibles ventas.

Trump-libro-01

Por si a estas alturas quedaba alguna duda sobre la catadura moral de Trump, el relato del Times sobre este tema da alguna nueva pista. La fotógrafa comunicó a la Casa Blanca su intención de lanzar un libro como todos sus predecesores. Incluso Trump llegó a escribir el prólogo para lo que se quedó con una parte del dinero adelantado por la editorial.

Fue entonces cuando, al parecer, al ya ex-Presidente se le ocurrió la idea de lanzar su propio libro, así que pidió a la fotógrafa que retrasara su proyecto. Para el libro, claro, utilizó muchas de las fotos de Shealah Craighead así como de otros autores que cubrieron su mandato.

Trump-libro-03

Craighead, que siempre ha tenido un perfil mucho más discreto que otros fotógrafos en el mismo puesto, no se ha pronunciado sobre el tema aunque sí ha confirmado que su proyecto de libro está aparcado. Lógicamente, la mayoría de potenciales compradores ya se han hecho con una copia del que vende el propio Trump.

5 Comentarios

  1. Golfo en todo lo que hace. Sólo piensa en el beneficio propio sin pensar en los demás. Lo ha hecho siempre y lo seguirá haciendo hasta su muerte.

    Un saludo.

  2. Trump siempre ha sido diferente, en todo y ¿por que en esto no haría lo mismo?

    Yo opino, que el puede tener la visión de su mandato y seguramente su colección de mejores fotos y esta en su derecho de hacerlo. No sabemos que piensa la fotografa por que no se ha pronunicado, el se lo pidió, ella podía no haber accedido o si cree que no este bien ponerlo a parir y no lo hace… también puede que ella al final, gane lo mismo… o más, no sabemos si hay una acuerdo contractual.

    ¿Cuantos años pasarán hasta que dejemos de hablar de Trump? con lo bien que nos lo hemos pasado, ahora tenemos a un sieso que no da titulares y es bastante más agresivo… lo primero que hizo nada más llegar, fué llamar asesino a Putin delante de los periodistas, algo que encajó mal Putin y durante semanas ando a vueltas con esa afirmación, unos meses más tarde Putin se ha extremado más… En la lucha de egos de estos mandamás, estas cosas cuentan mucho.

    Saludos

  3. Habéis eliminado el mensaje de uno sólo por decir que el New York Times es de izquierdas? Que conste que este personaje me parece nefasto y siempre voy con los Demócratas, pero si no admitis opiniones contrarias a las de nuestra cuerda les dais motivos para victimizarse. Saludos.

    • Hola Roberto-Armando-Branquias… No tenemos tiempo para estas tonterías, así que te pedimos amablemente que lo dejes. Como verás, tus comentarios en otros hilos buscando bronca también han sido eliminados. Y lo seguirán siendo si vemos que vienes por aquí simplemente a esto. Saludos

  4. Si yo fuera la fotógrafa editaría el libro, pero no el que tenía pensado. Para devolvérsela haría un libro alternativo con las fotos desechadas. Ésas en las que sale con la boca en mal gesto, el tupé volado por una ráfaga de viento, la bragueta abierta… yo que sé… tiene que tener ese tipo de fotos. El perfil de Trump da para eso y más. Está en el lado opuesto del Glamour de los Kennedy y los Obama. Es como Torrente pero sin lamparones en la chaqueta.

    PS: perdón por insultar a Torrente

Comments are closed.