Un instituto de Florida (EE.UU) ha sido tachado de sexista después de que algunos directivos tuvieran la genial idea de editar más de 80 fotografías en su anuario. ¿El objetivo? Cubrir los escotes de muchas de sus alumnas, al considerar que las imágenes eran “inapropiadas”. 

¿El escote que asoma por la camiseta de ellas no es aceptable pero las fotografías de alumnos que aparecen en bañador de competición en ese mismo anuario, sí lo son?

Eso parece a la vista de la decisión tomada por el Bartram Trail High School y el enfado de muchos padres al comprobar el retoque a las fotos de sus hijas y ver que a una de ellas incluso se le cubrieron los hombros con Photoshop.

Aunque inicialmente se defendieron diciendo que la ropa de algunas alumnas violaba el código de vestimenta del centro, tras la polémica y difusión en medios de comunicación, finalmente han accedido a devolver los 100 dólares que costaba el anuario en cuestión y volverán a imprimirlos sin coste alguno con las fotografías originales.

Algo que no ha contentando a las alumnas y sus padres, que se han movilizado y exigen cambios reales tanto en la política de la escuela como -esto parece más complicado- en una sociedad que pueda llegar a normalizar cosas como esta.

“El doble rasero en el anuario es que ellos pensaron al ver nuestras fotos que mostrar un poco de piel es algo sexual, miraron las fotos del equipo de natación masculino y de otras competencias deportivas y pensaron que estaban bien, eso es lo realmente molesto e incómodo”, argumentan.

12 Comentarios

  1. Si ese instituto utilizara vestimenta determinada, pues a todos con ese ropaje. Pero, veo que no es así, así que, no entiendo ese retoque textil.

  2. Madredelamorhermoso!!! Esas mentes calenturientas que ven donde no hay. Me los/las imagino yendo a una piscina o a la playa, si es que van, con vendas en los ojos.

  3. Esto de la hipersexualización es como lo del aborto hace décadas, los ultras en contra hasta que su hija era la embarazada y entonces un viajecito a Londres solucionaba el asunto. Los fanáticos ultras siempre son una rémora social.

  4. La hipersexualización de la infancia y la adolescencia en todo Occidente es un hecho objetivo que nadie puede negar, y los americanos han sabido verlo bien y en la medida en que les dejan ponen las medidas para atajar ese mal.

Comments are closed.