Ya hay en el mercado móviles con 200 megapixeles. Dudar de la utilidad de semejante resolución es una reacción habitual al escuchar esta cifra, sobre todo si tenemos en cuenta que ninguna cámara a día de hoy se atreve con tanto y que, incluso en formato medio, el límite está en 150 millones de píxeles.

Samsung ya utiliza sensores de 200 megapixeles desde el Galaxy S23, pero ahora la noticia es que ya trabaja en un captor similar para la cámara con teleobjetivo que montará en sus futuros terminales.

Samsung-S24-Ultra-portada
Los Samsung S24 Ultra utilizan un sensor de 200 megapixeles para su cámara principal.

El nuevo Isocell HP9 se convierte así en el primer sensor para teleobjetivos de móviles con una resolución de 200 megapixeles. Se trata de un CMOS con un tamaño de 1/1,4 pulgadas, bastante grande en comparación con lo que se suele usar para las cámaras de focal más larga de los móviles.

Pese a ello, la elevada resolución hace que el tamaño de píxel (0,56 micrones) no sea ninguna maravilla, si bien Samsung destaca la nueva estructura de su captor que permite mejorar la captación de luz y su sensibilidad.

En cualquier caso, este exceso de megapixeles sí parece tener algo de sentido cuando se piensa en alargar el zoom real del móvil y, mediante recorte, permitir un alcance mucho mayor sin afectar a la calidad de la imagen.

Samsung es el segundo mayor fabricante de sensores de imagen del mundo, por detrás de Sony. Así que seguramente no tardaremos en ver esos 200 megapixeles en el teleobjetivo de algún móvil, empezando quizás por los futuros Galaxy S25.

En cualquier caso, quienes tengan curiosidad por saber si 200 megapixeles realmente aportan algo o son un simple ejercicio de marketing, pueden repasar la prueba que hicimos en su momento del Galaxy S23 Ultra.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.