En nuestro último viaje a Japón para asistir a la presentación de la Fuji X100 VI pudimos visitar la primera fábrica de Fujifilm, Ashigara Factory. Lejos de ser una planta olvidada sigue siendo, a pesar de sus años, el corazón de la empresa, en la que guardan como un tesoro todos los archivos con la información de las fórmulas y los procesos que fueron necesarios para desarrollar las primeras películas. 

DSCF0266

Con el nombre de Fuji Photo Film Co. empezaron a fabricar diferentes tipos de películas y papel fotográfico en Japón en 1934. Hasta ese momento solo se fabricaban en EEUU (Kodak) y en Europa (Agfa).

El éxito y la demanda de película fotográfica y cinematográfica fue tal que la empresa no tardó en ampliar sus instalaciones. También creó un laboratorio de investigación sobre emulsiones en color.

DSCF0269 

DSCF0254

Con el secretismo que suele haber en estas fábricas fuimos atravesando un laberinto de pasillos con la sensación de estar viviendo algo único. La solemnidad de los guías japoneses mezclada con los chascarrillos de nuestro grupo de españoles -un clásico en estas visitas- crearon una atmósfera de esas que con el paso del tiempo se recuerdan con cariño y una sonrisa. 

DSCF0247

DSCF0264

En cada sala encontrábamos reliquias de otra época que parecían no haber sido movidas en décadas y permanecían allí como en un museo para transportarnos a esos años en los que los nuevos químicos cambiaron la historia de la fotografía para siempre.

DSCF0246

DSCF0245

En Ashigara Factory sigue habiendo zonas en activo donde se fabrica película Instax entre otras cosas, pero tan secretas que no pudimos verlas ni de lejos. Otro clásico de cualquier visita a fábricas japonesas. De sacar fotos ni hablamos, algunas sí pudimos hacer, aunque no de la zona de producción.

DSCF0244

Ya en la década anterior se producían materiales fotosensibles en diferentes soportes y formatos, fue en 1949, después de la II Guerra Mundial, un gran incendio y una crisis por falta de materiales, cuando la compañía comercializó su primera película en color de 35mm: la Fuji Color Film.

A pesar de ir en desventaja con Kodak, que ya había lanzado su Kodachrome en 1935 y con Agfa que puso a la venta su Agfacolor en 1936, supuso una gran revolución para la compañía y la llevó a lo más alto. Poco después pasó a llamarse Fujifilm Color Photo Co. Un año antes, en 1948, Fuji también fabricó su primera cámara, la Fujica Six (de 6×6). 

DSCF0271

DSCF0259

En algunas salas de la fábrica podíamos ver antiguas fórmulas pegadas en las paredes. Obviamente, solo nos dejaron ver cosas concretas y suponemos poco relevantes: máquinas que ya no se utilizan pero siguen en pie para que nadie olvide sus orígenes ,y en general todo un conjunto de elementos para recordar que allí empezó todo.

Y es que gracias a aquellas precisas formulas y a las personas que tardaron años en desarrollarlas, la compañía puede, 90 años después, presumir de unos colores con muy buena reputación en sus cámaras digitales, o sus famosos modos de simulación de película basados, precisamente, en las emulsiones que dieron sus primeros pasos aquí, en Ashigara.