Una GoPro salva la vida de un reportero en Irak

La bala de un francotirador impactó contra la cámara, situada en el pecho del periodista

3

La Nikon que salvó la vida de Don McCullin ya tiene una nueva compañera en la historia de la fotografía. En este caso, una GoPro colocada en el pecho ha parado la bala disparada por un francotirador del ISIS contra el reportero Ammar Alwaely, que trabajaba en la zona de Mosul, en Irak.

Tal y como puede verse en la impactante secuencia de vídeo, los periodistas se encontraban cerca de un coche cuando una bala impacta contra Alwaely. La pequeña cámara de acción, colocada en un soporte frontal en el pecho, detiene la bala y milagrosamente el reportero sale casi intacto.

Según explican los protagonistas de la historia al diario The Sun, el único daño fueron unas heridas en la cara, consecuencia del plástico de la cámara que saltó por el impacto del proyectil.

“Si Alwaely no hubiera tenido la cámara o hubiera estado colocada unos milímetros más allá, la bala habría llegado al corazón”, relata Owen Holdaway, reportero de The Sun que formaba parte del equipo.

Compartir

3 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.