Una Leica de 1923 vendida por 2,4 millones de euros se convierte en la cámara más cara de la historia

La compra se ha realizado en una subasta en Viena y la puja ha acabado sextuplicando el precio de salida

5

Una Leica de 1923 acaba de convertirse en la cámara más cara de la historia al alcanzar un precio de 2,4 millones de euros en una subasta en Viena. La cámara, un prototipo de la serie O, ha conseguido sextuplicar su precio de salida y batir holgadamente a otra unidad de la misma serie vendida en 2012 por 2,16 millones.

Según los organizadores de la subasta, el precio final refleja es perfecto estado de conservación de esta unidad, que empezó su recorrido con un precio de 400.000 dólares que pronto desató un guerra de pujas entre los asistentes y a través de llamadas telefónicas.

Las Leica O-Series fueron fabricadas en 1923, un par de años antes de que la marca se lanzara oficialmente al mercado. Varios de los 25 modelos existentes fueron producidos artesanalmente por el propio Ernst Leitz y se estima que tan solo hay tres unidades en buen estado y perfectamente funcionales.

Este nuevo récord consolida a la legendaria marca alemana como la reina de lujo y del coleccionismo, y demuestra que a pesar de su más que discutible recorrido en la era digital la firma sigue manteniendo intacta su condición de mito de la fotografía. Un buen momento para recordar este polémico artículo de opinión de Iker Morán.

FuenteDeutsche Welle
Compartir

5 Comentarios

  1. Pues para los que estamos cerca de la jubilación, sería una opción interesante comprar ahora una Leica, esperar noventa y cinco años y subastarla como es el caso, y asegurarte una pensión decente. El problema es…cual me compro. 🙂

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.