Desde la llegada de las cámaras sin espejo, y con la tendencia actual del mercado, parece que la subida de precios es algo a lo que nos vamos a tener que acostumbrar. En la mayoría de los casos los fabricantes tienen unos precios en sus objetivos propios muy altos para un consumidor estándar, lo que viene siendo un aficionado, y ahí las marcas de objetivos suelen tener bastante que decir.

En este caso para Sony tenemos un gran repertorio con Tamron y Sigma, pero tanto Canon como Nikon lo tienen algo más complicado porque no tienen muchas alternativas que no sean propias. Sobre todo en el caso de Canon, como ya es sabido.

Viltrox-24-Nikon-Ruben-Ulloa-Photolari-09

En ese hueco se ha situado Viltrox, una marca que entró en el mercado fotográfico con accesorios para objetivos, y que ha pasado a crear sus propias ópticas. De hecho, fueron los primeros en llegar con objetivos para Nikon Z con enfoque automático, y son de los pocos que siguen ofreciendo alternativas para Canon R fuera del sistema propio de Canon.

_DSC3310

_DSC2938

Hemos estado probando el Viltrox AF 24 mm f1.8 FZ en diferentes cámaras de Nikon, y os vamos a contar nuestras impresiones.

Diseño

Respecto al diseño tenemos un objetivo bastante completo, un modelo bien fabricado, que no destaca en nada, pero que se aleja de esa idea de objetivo de plástico barato.

Está fabricado en metal, o al menos eso intenta dar a entender con su chapado exterior. La bayoneta es metálica, pero no está sellada. En la bayoneta nos encontramos dos detalles: los pines de conexión (es un objetivo con autoenfoque) y también un USB Tipo-C para actualizar el firmware.

Viltrox-24-Nikon-Ruben-Ulloa-Photolari-04

Algo muy importante, porque el rendimiento del enfoque desde que los empezamos a analizar hasta ahora no tiene nada que ver gracias, precisamente, a las actualizaciones de firmware.

Lo que menos nos gusta son la tapa y el parasol, bastante incómodo de poner y quitar. La tapa tiene un acabado en plástico bastante regular, en unos cuantos usos se notan marcas. Además tiene otro tono diferente respecto al objetivo, lo que hace que no quede bien. La rosca frontal, por cierto, es de 55 milímetros

Tenemos dos anillos en el objetivo, en la zona frontal el anillo de enfoque más grande, y cerca de la bayoneta uno pequeño que es para la apertura. Éste cuenta con una posición automática, que es la que después permite el control desde la cámara.

Viltrox-24-Nikon-Ruben-Ulloa-Photolari-02

Esta posición A, tiene una pequeña resistencia, p elero resto del anillo es continuo. Para los que nos gusta el vídeo esto está muy bien, pero para los amantes de la fotografía no es una buena solución.

El objetivo es bastante ligero. El modelo de Nikon pesa 370 gramos, y en cualquier cámara de la marca de sensor de tamaño completo, la verdad es que queda muy bien.

Enfoque

Vamos a dividir el enfoque en dos partes, el automático y el manual. Empezando por el AF, hay que tener claro que depende mucho de la cámara, del sistema y de las actualizaciones que ha recibido el objetivo.

_DSC3310

_DSC6715

Para Nikon Z al principio el sistema era algo flojo, pero las actualizaciones de las cámaras, los nuevos modelos, tanto Nikon Z9 como Nikon Z30, y también las actualizaciones de firmware del objetivo han convertido una experiencia que estaba lejos de ser óptima en el enfoque en un objetivo más que decente para el día a día. Ahora es rápido, con buenas transiciones y buena detección de ojo y cara.

Respecto a la parte del enfoque manual, cuenta con anillo dedicado bastante grande, con enfoque lineal y movimiento suave. En el uso del día a día nos ha resultado bastante cómodo este tipo de enfoque, aunque sabemos que muchos prefieren tener un “inicio y final” para controlar el punto de enfoque. O al menos una ayuda visual, aquí dependemos al 100% de nuestro tacto o de la información de la cámara.

Viltrox-24-Nikon-Ruben-Ulloa-Photolari-06

Quizás el mayor problema que hemos encontrado en este objetivo en este apartado es la distancia mínima de enfoque, que se va hasta los 30 centímetros. Para un 24 mm de formato completo, demasiado.

Respecto a la respiración de foco nos ha ofrecido un rendimiento más que notable, bastante bien controlado, y de hecho si no hay cambios muy drásticos de punto de enfoque no se nota.

Rendimiento óptico

Está fabricado con 11 elementos, con 2 lentes asféricas y 3 lentes ED de baja dispersión. Sí se aprecia una pequeña deformación geométrica, así que para hacer fotografía de arquitectura vamos a tener que pasar por el perfil corrector. Ahí está otra de las claves: tenemos perfil para los diferentes programas de edición fotográfica, pero no hay perfil para la cámara, así que no hay corrección en vídeo.

_DSC0753

_DSC6438

Uno de los peores apartados es el viñeteado a máxima apertura. Aun así, a partir de f2.8 no se nota mucho, aunque tenemos que ir hasta f4 para que desaparezca por completo. Pero me ha gustado que no hemos percibido saltos en el viñeteado, algo bastante habitual en algunos objetivos económicos. Quizás aquí la bayoneta tan grande de Nikon ha ayudado positivamente a tener mejor rendimiento que en otras monturas.

Por último, las aberraciones cromáticas existen, pero no son dramáticas. algo de tinte verde, y algunos pequeños problemas en las aperturas más acentuadas, pero nada grave y fácil corrección. La verdad es que hemos encontrado rendimiento peores en modelos más caros.

_DSC3217

_DSC3439

Bastante bien el control de los flares o de las luces directas, tanto desde el apartado del coma, como de la reproducción del punto de luz. Es cierto que tenemos que cerrar bastante el objetivo para encontrarnos con esa estrella más definida en las luces directas, pero a partir de f5.6 tiene un rendimiento aceptable.

Tenemos un bokeh más que aceptable, bastante bien trabajado, suave y con una pequeña forma de ojo de gato en las esquinas. Los aros de cebolla quizás es lo peor en este sentido a nivel óptico, junto con el citado viñeteado.

Nitidez

Desde casi máxima apertura tenemos un buen rendimiento de manera global. Incluso a f1.8 nos encontramos un nivel de nitidez más que aceptable en el centro, en especial en los modelos de cámaras de menos resolución y en vídeo.

_DSC6438

Si quieres darle un poco más de calidad en estas situaciones deberíamos ir hasta f2.8, donde ya se empieza a apreciar un rendimiento superior en las esquinas y donde el centro tiene un detalle muy bueno.

¿Merece la pena?

Asumimos que con esta óptica no vamos a tener el rendimiento de objetivos de las marcas oficiales y tampoco de fabricantes como Sigma y Tamron. Pero lo que está claro es que la relación calidad-precio es más que aceptable, y se sitúa como una gran alternativa para cámaras sin espejo de formato completo en un mercado que es cada vez más caro.

Viltrox-24-Nikon-Ruben-Ulloa-Photolari-05

Con una buena calidad de construcción, un enfoque bastante rápido y preciso, y una calidad de imagen que te permite sacar rendimiento de muchos modelos de cámaras el Viltrox 24 mm f1.8 AF es una opción recomendable para cualquiera que sepa lo que está comprando, tanto si se es aficionado a la fotografía como si hablamos de un profesional que busca una segunda óptica.

4 COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.