¿Podría una imagen generada por IA ganar un World Press Photo? Pese a que el propio nombre del certamen parece dejar claro que esto va de fotografía y no de imágenes generadas por inteligencia artificial, a alguien en la organización del certamen de fotoperiodismo más conocido del mundo le ha parecido pertinente hacerse la pregunta. Y poner el debate encima de la mesa.

Publicidad

Un asunto tan polémico que en pocas horas ha tenido que cambiar de opinión. Tras anunciar unas nuevas normas que permitían el uso de herramientas IA en algunas categorías, World Press Photo acaba de comunicar que da marcha atrás y deja fuera cualquier imagen generada mediante esta tecnología.

WPP-2023-Barcelona-04

¿En apenas una década hemos pasado de discutir los límites de la edición de un RAW a permitir que una imagen generada por ordenador sea considerada fotoperiodismo? ¿Lo de ‘The Book of Veles’ de Jonas Bendiksen denunciando las fake news a base de imágenes falsas ya sabe a poco y hay que ir un paso más allá?

Era imposible no hacerse estas preguntas ante la decisión de World Press Photo que, por un lado, prohibe totalmente el IA y cualquier herramienta de edición basada en ella en su certamen, pero sí daba luz verde a su uso dentro de la categoría «Open format».

«Cámaras basadas en ópticas»

Una sección relativamente reciente y casi siempre rodeada de polémica en la que sí se deja más margen a la edición creativa, se permiten los montajes y collages y, en definitiva, las normas clásicas del fotoperiodismo sobre poner o quitar elementos quedan diluidas. La imagen de Yael Martínez (World Press Photo 2022) que aparece en la portada del artículo es un buen ejemplo de ello.

boriseldagsen-SWPA-2023-IA
Esta imagen generada por IA y elegida en los Sony World Photo Awards ya fue motivo de polémica este mismo año.

Teniendo en cuenta que en esta categoría se permite añadir textos o gráficos, la IA es sólo una herramienta más, reflexionaban los responsables de World Press Photo. Eso sí, con una condición: la base tenía que seguir siendo una «fotografía creada con una cámara basada en ópticas», especificaban.

Curiosa definición, por cierto, para referirse a las cámaras de fotos en contraposición a no sabemos muy bien qué. ¿Y qué pasa con las estenopeicas?, igual se pregunta alguien con ganas de sacarle punta a las normas de World Press Photo. A fin de cuentas son cámaras sin ópticas, pero no parece que ahora sea ese el debate.

En definitiva, tanto el uso de herramientas basadas en la IA como la inclusión de elementos creados por inteligencia artificial como parte de una composición iban a ser perfectamente válidos en World Press Photo dentro de ese formato abierto.

Una argumentación que ha durado pocas horas. Las duras críticas a la decisión y, sobre todo, el papel y la responsabilidad de World Press Photo a la hora de defender la fotografía frente a las imágenes IA parecen que han pesado más que las ganas de la organización de alimentar una polémica que por sí sola ya es bastante compleja.

10 COMENTARIOS

  1. Me da la sensación que algunos se equivocan en sus conclusiones, ya que una cámara fotográfica no deja de ser más que un dispositivo que permite plasmar una realidad en forma de fotografías de reportajes (que sean analógicas o digital, da igual) y, otras, las que son las de aspiraciones artísticas. De acuerdo en que deberían crear más diferencia a la hora de premiar un trabajo fotográfico (no nos olvidemos, todas las fotografías obtenidas tienen retoques, todas).

  2. Hacer fotos, es hacerla con una cámara, lata, caja… pero es simplemente encuadrar y grabar ese resultado. Para ese proceso se requiere unas habilidades.

    Ahora bien, editar imágenes en photoshop y/o crear imágenes por IA, es otra cuestión ajena a la anterior, se requieren otras habilidades.

    Es necesario diferenciar, pues capturar lo mejor posible una imagen con la máquina no es lo mismo que sentarse en el ordenador y darle que te pego al software de edición.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.