Yongnuo no ha inventado nada. Sony QX1 o cómo ponerle un 70-400 mm a un iPhone

1

Cuando todo el mundo se había olvidado de los módulos fotográficos para móviles -ahora la cosa va más de smartphones con 2 o 3 cámaras- Yongnuo ha presentado un artilugio que combina un sensor Cuatro Tercios y una bayoneta para objetivos Canon.

Un invento que algunos igual creen que es nuevo pero que en realidad ya estuvo en el mercado hace años. Y sin demasiado éxito pese a que la idea era buena.

El Sony QX1 fue -o es, porque parece que sigue a la venta- el modelo más potente de esta saga de la que ya pocos se acuerdan. Un módulo con sensor APS-C de 16 megapíxeles que permitía montar objetivos Sony E y controlarlo todo desde el móvil.

Hace ya unos años estuvimos trasteando con él, así que aprovechando la penúltima locura de Yongnuo nos hemos animado a recuperar este vídeo.

Compartir

1 Comentario

  1. Pues aunque el artilugio es cuestión parece que no ha tenido mucho éxito, me parece que por ahí va el futuro de la fotografía, sobre todo a nivel profesional, la toma inalámbrica de fotos.
    Imaginemos la típica cobertura fotográfica de una rueda de prensa, todos los fotógrafos en la típica “melé” en un lado de la sala, estorbándose unos a otros. Con tres de estos artilugios con diferentes ópticas y situados en diferentes puntos para tener distintas perspectivas, incluso sobre un “dolly slider” y controlados desde una tableta que te permita una visión de cada uno y su control, la cosa se simplifica y con un coste menor que el de un cuerpo de cámara profesional. Bueno, es un pensamiento.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.