Pocas historias con un guión más predecible que el de la Zeiss ZX1. Tras años de anuncios, retratos, dejase ver en ferias y asomarse tímidamente a los escaparates, esta singular compacta parece haber llegado a su fin. Así lo señalan diversos medios, asegurando que la ZX1 ya figura como producto descatalogado en las principales tiendas de fotografía del mundo.

Al menos en las que llegó a estar a la venta, porque en España nada se ha sabido de esta compacta de formato completo que llegó al mercado con un precio de 6000 dólares. De todos modos, la historia se remonta a septiembre de 2018 cuanto Zeiss mostró los primeros prototipos en la que acabó siendo la última edición de Photokina.

Con un diseño muy curioso, en realidad todo en esta ZX1 la convertía en una de las cámaras más singulares del mercado. No tanto por ser una compacta con sensor de formato completo y una óptica fija 35 mm f2 porque Sony ya ofrecía algo parecido con sus RX1 desde hace muchos años.

Su enorme pantalla de 4,3 pulgadas, la memoria interna de 512 GB y, sobre todo, que la cámara llevará integrado Adobe Lightroom para editar las fotos en el monitor la convirtieron en una de las novedades más sorprendentes del año.

También generó muchas dudas desde el primer momento y no fueron pocos -nos incluimos- los que dudamos de su viabilidad. ¿Era un proyecto real o un ejercicio de diseño de Zeiss cuyo negocio, evidentemente, está en las ópticas, no en las cámaras?

El tiempo fue poco a poco confirmando las peores sospechas. Tras el anuncio la cámara entró en el clásico juego de retrasos y promesas. Reapareció un año después también tras una vitrina y sin más datos sobre el precio o planes para llegar al mercado.

Hubo que esperar hasta otoño de 2020 para que la cámara saliera a la venta. Una vida comercial que, por lo visto, ha durado poco más de dos años y, la verdad, no parece que entre los planes de Zeiss ahora mismo esté aventurarse en el desarrollo de una segunda generación.

Zeiss-Ikon-ZM
Fabricas por Cosina, las Zeiss Ikon ZM suelen considerarse una alternativa a la Leica M7.

De hecho, vista la evolución del mercado tendría más sentido resucitar la Zeiss Ikon ZM -una bonita y moderna cámara de película con montura Leica M que se lanzó en 2004- que una ZX2.

Por cierto, la ZX1 puede encontrarse en el mercado de segunda mano por unos 3600 euros, o bastante más baratas con pequeñas marcas de uso. Prueba de que, al menos, la Zeiss ZX1 ha llegado a existir.