La madre de todos los time-lapse: tres años de rodaje y 8.000 GB de fotografías

8

Tres años de trabajo y más de 8.000 Gigabytes de fotografías. Esto es lo que necesitó el cineasta Jamie Scott para completar Spring, un espectacular time-lapse que captura los procesos de floración de varias especies de plantas con la llegada de la primavera.

Rodado con una Canon EOS 5D Mark II, un objetivo 24 mm y slider motorizado para realizar los movimientos de cámara, el vídeo combina tomas en estudio y diversas localizaciones exteriores de forma magistral. De hecho uno de los puntos fuertes de este trabajo es como dota de continuidad a la alternancia entre los diferentes espacio de grabación.

Como el propio autor explica en Fstoppers, lo más complejo del rodaje fue enfrentarse al comportamiento errático de las plantas durante su crecimiento, así como adaptarse a los períodos exactos de la floración. Los cerezos, por ejemplo, tardan alrededor de dos semanas en florecer y permanecen en este estado unas seis semanas, por lo que las oportunidades para realizar una buena captura se reducen drásticamente.

Otra de las dificultades con las que se encontró es que al usar fuentes de iluminación laterales provocaba que las flores, en busca de la luz, crecieran torcidas y estropearan el plano.

Jamie Scott no es nuevo en esto, hace algún tiempo ya causó sensación en las redes con Fall, un time-lapse en el Central Park de Nueva York -esta vez ambientado en el otoño- al que dedicó medio año de trabajo.

FuenteFstoppers
Compartir

8 Comentarios

Dejar respuesta