Más pistas sobres la futura Nikon sin espejo: patentados un 52 mm f0.9 y un 36 mm f1.2

10

Aunque la nueva D850 debería ser la protagonista absoluta del escaparate de Nikon, no es ningún secreto que muchos miran con más atención los movimientos de la marca alrededor de su prometido nuevo sistema sin espejo. ¿Será de formato completo como la mayoría parece desear o la compañía tiene alguna otra idea en mente?

Todo parece indicar que habrá que esperar hasta 2018 para tener más detalles sobre ese futuro sistema, pero por ahora cualquier pequeña pista desata todo tipo de rumores y especulaciones.

Sin ir más lejos, una reciente patente de Nikon de dos ópticas para una cámara sin espejo y de formato completo ha sido ya interpretada por muchos como la confirmación definitiva de que este será el camino elegido por Nikon.

Aunque las patentes siempre requieren cierto escepticismo -sólo algunas llegan a materializarse en productos reales- y Nikon ya había registrado patentes para ópticas de este tipo en el pasado, es lógico que las cifras de estos dos objetivos produzcan cierto entusiasmo e intriga entre los nikonistas.

Y es que hablamos de un 52 mm f0.9 y un 36 mm f1.2 para formato completo, lo que parece situar este futuro sistema sin espejo en un segmento de mercado muy alto.

Por otro lado, otra patente de la compañía parece confirmar que está trabajando también en un adaptador que permitiría utilizar los actuales objetivos de sus réflex sobre ese futurible nuevo sistema y su correspondiente montura.

Un adaptador que, para asegurar la velocidad de enfoque, parece recurrir a la tecnología de espejo translúcido que utiliza desde hace años Sony en sus cámaras SLT.

10 Comentarios

    • Yo diría que si, y aunque no sé si por la focales se puede deducir, más vale que sea APSC, porque con esos diafragmas máximos y para FF los objetivos serían enormes!

  1. Soy usuario del sistema 1 de Nikon, del que tengo la V1, V2 y V3, injustamente infravalorado, todo hay que decirlo. Y, sinceramente, creo que Nikon optará por un sistema con sensor APS-C porque no tiene demasiado sentido ir al FF disponiendo ya de “tochas” réflex que tengan ese sensor para trabajos profesionales. Además, no creo que los ingenieros de Nikon sean capaces de reducir el tamaño y peso de las ópticas como para competir en el terreno mirrorless en aspectos de comodidad para los aficionados, así que no les queda otra que quedarse a medio camino entre el FF y el micro 4/3.

Dejar respuesta