Me piden en Photolari que haga un artículo sobre fotografía de arquitectura e interiores y es como si me pidieran hablar del océano: demasiado grande para condensarlo en un texto breve. Así que he decido empezar por algo tan sencillo y práctico como fotografiar el interior de tu propia casa, una buena manera de dar un primer paso en este mundillo.

Nota: Si tienes pensado venderla y quieres un reportaje realmente bueno, no seas tacaño/a y llama a un fotógrafo, nosotros también tenemos que pagar facturas.

1Limpiar y ordenar

2La despersonalización es clave

3El equipo

4Siempre con trípode

5Sin flash

Foto: David Calaveras

No uses el flash de la cámara bajo casi ninguna circunstancia, aplanará la dimensionalidad del espacio interior y parecerá que vives en un escenario de un crimen. La luz natural será siempre nuestro mejor aliado.

6Cámara a la altura de la tripa

7Luz natural

8Aprovecha el espacio

Foto: David Calaveras

Salvo que vivas en el palacio de Versalles y los espacios sean inmensos, usa las esquinas y paredes de las estancias para posicionarte espalda a ellas con la cámara y obtener mayor sensación de espacio en la imagen.

9Cuidado con las ventanas

10En la variedad está el gusto

11Artículos relacionados

6 Comentarios

  1. Hola, muchas gracias por postear esos sencillos consejos, ya los he aplicado en trabajos recientes que me han dado y las tomas han sido bastante buenas. La fotografía en general me gusta mucho, pero es la fotografia de aquitectura la que me apasiona, me encanta jufar con los tonos y los puntos de fuga. felicitacones por el blog.

  2. Magnífico y sencilla explicación, ahora falta una versión más profunda en la que expliques métodos para conseguir más profundidad de campo (stacking) en que casos suele ser necesario y sobre todo métodos de bracketing para ampliar rango dinámico y poder mostrar esos exteriores a través de las ventanas a la vez que el interior perfectamente iluminado.

    Gracias y un saludo.

Comments are closed.