El 8 de marzo es nuestro día. Y tenemos que seguir reivindicándolo porque aunque las cosas van mejorando poco a poco en cuanto a derechos e igualdad -al menos en este lado del mundo, en otros por desgracia no- aún queda mucho por lo que luchar. 

En las universidades y escuelas de fotografía las mujeres ganan en número a los hombres, muchas de ellas entran en el mercado laboral y se dedican a la fotografía de manera profesional. Pese a ello, los hombres son mayoría cuando se habla de charlas, seminarios,  publicaciones o recibir premios. No pasa sólo en fotografía, claro, pero también aquí ellos siguen teniendo mucho más reconocimiento.

Cabría pensar que hay menos mujeres fotógrafas. O que no son tan buenas como sus compañeros. Pero todos sabemos -no me molesto en volver a explicarlo- que no es verdad.

Se pueden llenar páginas con nombres de grandes fotógrafas y, de hecho, eso es lo que intentamos siempre en Photolari, sea o no 8M. La lista de fotógrafas que han pasado por aquí es larga, y esperamos que siga creciendo.

Pero aprovechando la fecha, hemos pensado que sería interesante recopilar una decena de autoras que nos encantan. Algunas son de sobra conocidas, otras no tanto. Todas ellas están escogidas con un criterio muy sencillo: nos encantan las fotos que hacen y lo que cuentan.

Lorena Ros

El nombre de Lorena Ros debería tenerlo todo el mundo en la cabeza. Ha ganado 3 premios World Press Photo, una Fotografía del año y el premio One World Media de Amnistía Internacional por sus reportajes sobre inmigración, trata de mujeres y supervivientes de abuso sexual infantil. Sin duda una de las mejores fotógrafas documentalista de nuestro país. 

Charo Guijarro

Charo plasma la fuerza y el empoderamiento femenino en cada imagen, huyendo de estereotipos y buscando, como ella misma dice, elevar a la mujer en la fotografía y el arte desde los ojos de otra mujer, algo que históricamente han hecho los hombres. Sus fotos son sencillas, intimas y buscan la naturalidad de la que tantas veces nos han despojado. 

Ha tenido que enfrentarse más de una vez a la censura de Instagram, que se empeña en cerrar sus cuentas llenas de belleza en femenino. 

Eva Díez

Los proyectos de Eva hablan de nuestra forma de estar en el mundo y de cómo nos relacionamos con nuestro entorno. Tiene una belleza interior que le hace ver la hermosura de una casa abandonada devolviéndole la vida.

Su fotografía es pura poesía y pasear por sus exposiciones te envuelve en un mundo del que no quieres salir. Ha ganado numerosos premios y nunca deja de pensar en nuevos proyectos que no nos cansaremos de ver. 

Estela De Castro

Estela de Castro apareció en todos los medios de comunicación cuando realizó los retratos oficiales de la Casa Real. Pero el resto de sus proyectos tal vez no son tan conocidos o no han recibido la atención que merecen. Nos parecen una maravilla.

Muy comprometida con el maltrato animal, sus imágenes obligan a reflexionar sobre la sociedad en la que vivimos. Acumula premios y publicaciones en periódicos y revistas de renombre y combina sus proyectos con la docencia especializada en retrato.

Maysun

Maysun, fotoperiodista hispano-palestina está centrada principalmente en la fotografía documental. Ha cubierto conflictos, crisis políticas y medioambientales en gran parte del planeta.

Ha trabajado en numerosas ONG y publicado en los periódicos más reconocidos del mundo recibiendo numerosos premios. También protagonizó junto a otros compañeros el documental “Morir para contar” que puede verse en más de 100 países a través de la plataforma Netflix.

Tessa Dóniga

La fotografía de Tessa es una combinación de locura, ironía, color y excentricidad que en Fragmento Universo, forman un cóctel maravilloso y fresco donde no se deja nada al azar y todos los detalles están cuidados al milímetro.

La animación y vídeo también están muy presentes en su contenido visual y grandes marcas han apostado por su manera de ver la publicidad, en especial la fotografía gastronómica que pone del revés todo lo que acostumbramos a ver en esta disciplina. 

María Novo

María es una enamorada de la luz y la domina a la perfección. Se dedica a hacer fotografía social y lifestyle tanto en blanco y negro como en color y sus imágenes transmiten una fuerza brutal. 

Tiene el don o la capacidad innata de conectar con la gente que se cruza en su camino, que no puede negarle un retrato improvisado en plena calle. El resultado de ese instinto se ve claramente reflejado en sus fotografías. Una fotógrafa estimulante y provocadora cuya trayectoria solo puede ir hacia arriba. 

Sara Zorraquino

Sara es la mitad de Look&Bite, empresa especializada en crear contenido visual para marcas. Fotógrafa especializada en moda, que se aleja (algo que se agradece) de esa imagen que tenemos en la cabeza con modelos languideciendo por momentos y caras agonizantes.

La moda de Sara es positiva y alegre, rebosa energía, color y vitalidad. Marcas de renombre y personajes famosos han estado frente a su cámara.

Layna Fernandez

La pasión de Layna es la fotografía callejera, viajar y documentar otras culturas. Realiza trabajos para empresas, eventos y fotografía social y familiar para poder financiar sus viajes y proyectos personales. 

Es coautora del libro Oxímoron, que muestra la isla de Cuba en todo su esplendor. Su idea es reflejar el día a día del pueblo cubano, desde el respeto y huyendo de los tópicos a la hora de fotografiar el país. El resultado son imágenes frescas, llenas de buenas vibraciones y vitalidad. 

María Moldes

María sabe cómo plasmar la ironía en una fotografía, ironía que nos hacer reír y a la vez cuestionarnos nuestra vida cotidiana y la falta de belleza de la época en la que nos ha tocado vivir. 

Un punto de vista sobre la sociedad que María considera en decadencia y carente de cualquier atractivo estético (no se equivoca). Muchos medios de comunicación han alabado su trabajo y su mundo paralelo ha estado expuesto en numerosos festivales y exhibiciones.

5 Comentarios

  1. Enhorabuena por un artículo tan necesario, por más que mucha gente siga negando la mayor estamos lejos de que las mujeres obtengan el reconocimiento que merecen, y eso que a menudo tienen que esforzarse mucho más.

    Photolari siempre en mi equipo. 🙂

    Jota.

Comments are closed.