«Durante nuestro último viaje a Cuba, en 2019, Héctor nos enseñó un sobre donde guarda copias, contactos y negativos de las fotografías que llevaba décadas haciendo. Todo perfectamente ordenado y con notas escritas a mano», explica Christelle Enquist de The Raw Society.

Héctor Delgado es en realidad un amigo común. Veterano fotoperiodista cubano, cuando pasó por Barcelona hace un tiempo tuvimos la oportunidad de sentarnos a charlar con él.

Hector-libro-03
Fotos: Héctor Delgado
Hector-libro-04
Fotos: Héctor Delgado

Extremadamente modesto respecto a su trabajo, Jorge Delgado-Ureña -la otra mitad de The Raw Society– y Christelle Enquist lo tuvieron claro al ver el contenido de aquel sobre: aquello merecía ser un libro.

Y es es el objetivo del proyecto Untold stories -historias no contadas, genial nombre para una idea como esta- que han lanzado hace unos días y que se ha propuesto reunir antes del próximo 11 de octubre dinero suficiente como para financiar el que será el primer libro de Héctor Delgado: Ajiaco.

Hector-libro-06
Fotos: Héctor Delgado
Hector-libro-02
Fotos: Héctor Delgado

Un recorrido de 25 años por la vida en La Habana, las celebraciones populares, la cultura afro-cubana y Yoruba -temas en los que Héctor es experto- que conformarán, junto a diversos textos en castellano e inglés este libro que se pondrá a la venta antes de finales de año.

Tras escanear los negativos originales, en The Raw Society ya están trabajando de forma altruista en la edición del libro para que entre en producción a mediados de este mismo de octubre. Una obra que promete condensar el legado de toda una vida de trabajo fotográfico en La Habana y acercanos una visión diferente de una de las ciudades más fotografiadas del mundo.

Si quieres colaborar para que el proyecto se haga realidad puedes hacerlo hasta el próximo 11 de octubre y, por supuesto, comprar una copia del libro cuando esté a la venta a través de The Raw Society.

2 Comentarios

  1. Se siguen eliminando mensajes a cascoporro. Que se tenga tan poca mano izquierda (curiosamente) tiene un efecto disuasorio sobre aquellos que de buena fe pretendemos comentar aquí y no siempre nos apetece hacerlo en términos laudatorios sobre el contenido de lo que se publica o sobre la intención del articulista. Creo que deberiais revisar vuestra política de moderación, si no em poco tiempo os quedaréis sin lectores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.