Mientas la integración de la edición de fotos mediante IA se va haciendo realidad en los nuevos smartphones y muchos usuarios se preguntan por qué las cámaras no ofrecen más herramientas de fotografía computacional, parece que las principales marcas de fotografía están ahora mismo en otra batalla: precisamente contra las fotografías creadas o alteradas mediante Inteligencia Artificial.

Y es que, además del global shutter, todo parece indicar que 2024 va a ser el año de los certificados digitales integrados en la nueva generación de cámaras profesionales. Al menos en aquellas especialmente pensadas para el fotoperiodismo y la fotografía documental.

CanonR3-NikonZ9-SonyA1-2022-01

La Leica M11-P fue la primera cámara en llegar al mercado con una especie de certificación digital que permite seguir el rastro de las fotografías desde su toma hasta la edición y publicación para poder comprobar si ha sido manipulada o incluso generadas con Inteligencia Artificial.

Content Authenticity Initiative

Para ello Leica recurrió al estándar CAI (Content Authenticity Initiative) un proyecto impulsado por Adobe en 2019 junto a The New York Times y Twitter. Por muy raro que pueda sonar ver a esta red social convertida en el paraíso de las fake news en una iniciativa así, hay que recordar que es anterior a la compra de Elon Musk.

En la misma línea, tanto Canon como Nikon son también miembros de esta iniciativa junto a algunas de las principales agencias de noticias y medios internacionales. De hecho, Nikon ya está trabajando junto a AFP en la integración de estos certificados en su flujo de trabajo y también Canon está haciendo lo propio con Reuters.

Sony-A9II-review-07

En ambos casos hablan de nuevos sistemas de autenticación con lo que, más allá del estándar CIA y del protocolo abierto C2PA para incluir esta información en los metadatos, parece que cada marca apostará por un sistema propio codesarrollado con la agencia más potente con la que trabajan.

Lo mismo ocurre con Sony, que ya ha adelantado que la A9 III será su primera cámara en implementar una certificación propia desarrollada junto a Associated Press. Sony no es parte de la iniciativa CIA, pero esta firma digital sí sigue el citado protocolo C2PA.

Autenticación de fotografías, una vieja historia

Lo mismo que la manipulación de las fotografías es algo muy anterior a Photoshop, tampoco las imágenes falsas son un invento de la Inteligencia Artificial. En ambos casos se trata de herramientas que simplemente facilitan y con ello popularizan algo que hasta ahora resultaba mucho más complejo y de acceso limitado.

ContentAuthentication.jpg
El futuro sistema que Canon incluirá en sus cámaras, en una imagen publicada por Nikkei.

De hecho, hace más de una década Nikon y Canon ya hablaban de sus propios sistemas para certificar la veracidad de las fotografías digitales. Algo que no ha impedido que fotografías editadas o con una historia no demasiado clara detrás hayan sido difundidas en medios o incluso se hayan colado en prestigiosos concursos de fotografía, con la consiguiente polémica.

Curiosamente, una noticia de 2011 ya dejaba clara la vulnerabilidad de aquellos sistemas. La empresa rusa especializada en seguridad ElcomSoft presumía en aquel momento de haber sido capaz de trampear el sistema de certificación de Canon y Nikon, y pasar por válidas fotografías que, evidentemente, eran falsas.

3 COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.