Un correo electrónico enviado esta misma noche a profesores y alumnos ha servido para anunciar el cierre de EFTI, el Centro Internacional de Fotografía y Cine de Madrid, fundado en 1987 y que durante casi cuatro décadas ha sido un referente en la formación del sector.

Así lo ha podido saber este medio a través de diferentes fuentes que han confirmado el cierre y sus detalles. De hecho, ahora mismo la web de la escuela ya no es accesible, aunque sí permanecen activas sus cuentas en redes sociales.

EFTI-escuela_02

Un cierre que, en realidad, no pilla a casi nadie por sorpresa. Desde hace unos meses el centro estaba en un proceso de reestructuración para intentar hacer frente a la deuda acumulada. La caída en el número de alumnos desde principios de este año y los problemas en el pago a los docentes ya dejaban entrever un futuro incierto para la institución académica.

Intento de venta

«Hemos intentado sobrevivir al Covid y a la eliminación de los visados para estudiantes de fuera de la UE como obstáculos mayores y a pesar de todos los esfuerzos realizados para conseguir la viabilidad de la Escuela, no ha sido posible y nos vemos en la obligación de solicitar el concurso voluntario de acreedores», reza el comunicado oficial remitido por mail hace unas horas.

Pese a la sensación generalizada de que la formación fotográfica es un buen negocio y que no dejan de aparecer academias y cursos on-line, parece que la realidad para algunas escuelas veteranas y pese a su reconocido prestigio es muy diferente.

«Quisimos, y creemos que lo conseguimos, llevar la enseñanza a los mejores niveles, pero está claro, que esto, por sí mismo, no garantiza la subsistencia de las empresas», leemos en el citado comunicado de la dirección de EFTI.

EFTI-escuela_01

Según hemos podido saber, hasta el último momento se ha intentado vender la escuela, pero la operación no ha llegado a buen puerto, lo que ha forzado la decisión. El cierre, aparentemente precipitado, responde a cuestiones legales que marcaban una fecha tope para asumir la deuda -que ascendería a un millón de euros- o decretar la suspensión de pagos.

De hecho, profesores y alumnos no dudan en criticar públicamente el «cierre sin previo aviso un viernes por la noche después de meses sin pagar a los profesores pero garantizando a los alumnos que habría escuela». De hecho, parece que el comunicado al que ha tenido acceso Photolari no ha llegado a toda la plantilla y alumnos del centro y que a algunos sí se les avisó unas horas antes de que se tomara la decisión.

4 COMENTARIOS

  1. Pues si cierra EFTI es que la cosa no sólo está mal, sino rematadamente mal. Quién lo iba a decir, recuerdo que hice un par de cursos en esta academia, buena, cara, pero muy interesante a la hora de disfrutar de la fotografía gracias a profesores y medios. Luego escoró bastante con el tema del cine, algo que, aunque ya se usen herramientas similares o iguales que en fotografía, son dos medios, a mi parecer diferentes y eso me pareció un error. Una mala noticia que demuestra que la fotografía, tal y como la conocimos los de mi generación desaparece.

  2. Lo que no se comenta en este artículo es que la Escuela cierra sin previo aviso un viernes a las 22.00h, después de meses sin pagar a los profesores pero garantizando a los alumnos que habría escuela. Solo algunos «privilegiados» recibieron anoche un vergonzoso WhatsApp comunicando el cierre. El resto, lo hemos descubierto por el «boca a boca» o un «cerrado temporalmente» de Google.
    El cine y la fotografía están vivos, como así lo lo demuestran decenas de Escuelas que forman de manera sobresaliente a los profesionales de este país. Otra cosa es la gestión y el ánimo de lucro a base del trabajo ajeno, que han demostrado los gestores de EFTI.

  3. Hola Alicia. Precisamente hemos tenido acceso al comunicado a través de profesores y alumnos. En el artículo explicamos que el cierre se avisó por mail hace unas horas sin ningún tipo de comunicación previa. Pero añadimos tus comentarios que, son muy interesante. Saludos!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.