DJI Ronin 4D: probamos la cámara de cine más rara de los últimos años

2

Mientras todo el mundo estaba pendiente de los rumores sobre el lanzamiento de nuevos drones y una cámara de acción, DJI sorprendió a todo el mundo presentando el pasado otoño el DJI Ronin 4D, una peculiar y revolucionaria cámara de cine con su propio estabilizador incorporado.

Se trata de un sistema modular que integra en un solo cuerpo todo lo necesario para grabar producciones audiovisuales, y que cuenta con un gimbal de cuatro ejes que a diferencia de otros estabilizadores de mano, también corrige el movimiento vertical que se produce al andar o correr con la cámara en mano.

Todo ello combinado con módulos de cámara con sensor de formato completo capaces de grabar en 8K a 75 fps, filtros ND incorporados, grabación ProRes RAW interna, monturas intercambiables y un brutal sistema de autofoco basado en LiDAR que funciona incluso con objetivos manuales Leica M.

Con semejante carta de presentación es Photolari estábamos deseando probarla, así que cuando nos la encontramos en el estand de DJI en el Expo Fórum Audiovisual de Tenerife aprovechamos para grabar unos planos con ella.

Lo que vais a ver en este vídeo es lo que se puede conseguir con la cámara en poco más de media hora de uso, lo que os puede dar una pista clara de su potencia. Por cierto, queremos agradecer a los compañero de Provideo su asesoría técnica para esta prueba.

2 Comentarios

Comments are closed.