Aunque en Photolari pudimos probar la Panasonic GH7 unos días antes de su lanzamiento, la presentación oficial de cámara vino con una sorpresa de la que no teníamos noticia alguna. La curva logarítmica LogC3 llegará a La GH7 mediante una actualización de firmware de pago.

Esta curva log es la que utilizan las cámaras del fabricante alemán Arri, el líder indiscutible en el segmento de la cinematografía, especialmente en las producciones de alto presupuesto. Además, es la propia marca la que certifica la llegada de su curva a la nueva cámara de Panasonic.

Panasonic GH7-3
La Panasonic Lumix GH7

Gracias a esta curva LogC3, la Panasonic GH7 se podrá combinar en un rodaje con las populares y potentes cámaras Arri Alexa, ya que será mucho más fácil igualar el color en posproducción. El objetivo es poder usar la GH7 como cámara secundaria en escenas que requieran equipos más compactos y ligeros, por ejemplo el interior de un vehículo en una escena de acción.

La grabación en LogC3 solo estará disponible al grabar en ProRes 422, ProRes 422 HQ y en todos los modos con compresión ALL-Intra. Curiosamente no es compatible con Apple ProRes RAW, una de las novedades de la GH7.

28-03-20191553766571lens-mount-set
La Arri Alexa Mini LF

Así mismo al usar este perfil de Arri, el ISO base se situará en 320 ISO, a diferencia de los 500 ISO del V-Log de Panasonic. Esto ocurre porque la curva LogC3 está diseñada para cámaras con mayor rango dinámico, en las que es más fácil recuperar sombras sin que aparezca ruido.

cs-m20-arri-look-library-app

Una de las ventajas de usar esta curva logarítmica, es que podremos acceder a la popular «ARRI Look Library», una inmensa librería con 871 LUT de altísima calidad diseñado por la propia marca. Estos LUTs se pueden usar también en la función «Real Time LUT» para capturar directamente un flujo de vídeo con color marca Arri.

arri 2

El firmware necesario para activar esta función, el DMW-SFU3A, estará disponible próximamente por unos 200 euros. También será posible instalarlo en la Lumix GH6. Con esta iniciativa Panasonic vuelve a demostrar que es una de las marcas más detallistas con los videoógrafos.