Fujifilm X100VI, nuestra experiencia en Tokio con la compacta del momento

15

Se habla de medio millón de cámaras vendidas sólo en China, algunos intentan hacer negocio especulando con las primeras unidades y hasta hay quien pide decenas de miles de  euros por una de las pocas unidades de la edición limitada que saldrán a la venta. Hablamos, claro, de la Fujifilm X100VI.

Aunque el mismo día de la presentación ya repasamos sus novedades y analizamos lo que aportaba respecto a la generación anterior, recientemente hemos tenido oportunidad de pasar unos días con ella en Tokio.

Fuji-X100VI_1_Emma
Foto: Emma García
Fuji-X100VI_2_Emma
Foto: Emma García
Fuji-X100VI_2_Emma
Foto: Emma García

Un escenario de lujo para la cámara más deseada del momento, así que, a la vuelta, se nos ha ocurrido reunirnos para compartir nuestra experiencia con la sexta generación de la X100. Y compartir algunas de las fotos que hicimos por allí, claro.

Además, aprovechando que esta vez todo el equipo de Photolari ha estado por allí y podido tener la cámara entre manos, hemos querido también combinar todas nuestras opiniones y, aprovechando que Emma compartió viaje oficial con la gente de Fujifilm, ver si consiguió descubrir algo sobre futuros planes de la marca alrededor de la gama X-E y X-Pro.

¿Merece la pena?

Es la pregunta que nos hacemos -y que hay que hacerse- cuando un nuevo modelo llega al mercado. También con la X100VI, por mucho que el hype de los últimos años alrededor de esta compacta pueda nublar un poco la perspectiva.

No obstante, la pregunta tiene un poco de truco si se trata de compararla con la generación anterior. Mejor dicho, no tiene mucho sentido porque, sencillamente, la X100V ya no está a la venta y las que se venden de segunda mano por ahora son casi más caras que el nuevo modelo. Cosas del mercado.

Fuji-X100VI-Tokio-Iker_05
Foto: Iker Morán
Fuji-X100VI-Tokio-Iker_10
Foto: Iker Morán
Fuji-X100VI-Tokio-Emma_05
Foto: Iker Morán

Con todo, la respuesta es un contundente sí: la X100VI es una de las renovaciones más potentes de esta saga que lleva ya más de una década en el mercado. Hasta ahora habíamos visto mejoras en calidad de imagen, enfoque y manejo, pero esta sexta generación trae consigo el mayor salto de esta serie.

Aunque somos conscientes de que hay quienes prefieren el sensor de 26 megapíxeles anterior y aseguran que el nuevo APS-C de 40 megapíxeles trae consigo más ruido como precio por el aumento de resolución, analizando todo el conjunto nos parece una apuesta excelente.

Fuji-X100VI-Tokio-Emma_02
Foto: Emma García
Fuji-X100VI-Tokio-Emma_03
Foto: Emma García
Fuji-X100VI-Tokio-Iker_06
Foto: Iker Morán
Fuji-X100VI-Tokio-Iker_04
Foto: Iker Morán

El ruido, no nos engañemos, hace tiempo que dejó de ser un problema para la inmensa mayoría de escenas y usuarios. Y ese plus de resolución, ahora que hemos comprobado que la óptica aguanta perfectamente, nos va a dar mucho juego, no sólo en detalle, sino también en capacidad de reencuadrar o de usar las focales de 35 y 50 milímetros que Fujifilm insiste en bautizar con un nombre tan feo que no dan ganas de usarlo.

El enfoque es otro de los puntos fuertes de esta renovación. Por lo que hemos podido comprobar, los algoritmos de detección y seguimiento están a la altura de la X-T5 pero hay que tener en cuenta que el sistema de enfoque de la óptica no es el mismo, así que no podemos esperar que siga ese ritmo. No es una cámara para acción, pero estas mejoras facilitan el trabajo en escenas de calle.

Fujifilm X100 VI-8

De todos modos, no deberíamos pasar por alto que una de las novedades clave de esta generación es el estabilizador de imagen. Se trata de la primera X100 que lo integra y, por lo visto, ha requerido un meticuloso trabajo de ingeniería para no afectar al tamaño y el diseño de esta compacta.

Ni es ni pretende ser el mejor estabilizador del mundo, pero en su ámbito -una compacta con una focal equivalente a 35 milímetros y muy luminosa- nos permite disparar a velocidades más bajas sin miedo a fotos trepidadas. Y sin tener que subir la sensibilidad, por si alguien le sigue teniendo miedo a eso.

¿Y para vídeo?

Con el nuevo sensor llegan también prestaciones mejoradas de vídeo. Tanto que, antes de volar a Japón, Álvaro se preguntaba en voz alta si esta X100VI podría ser solvente para realizar un pequeño vídeo de viaje. Por diseño, filosofía -y por lo que Fuji insiste en esconder el modo de vídeo- cuesta pensar en ella como una cámara para esta función, pero quisimos hacer el experimento.

Fuji-X100VI-Tokio-Iker_11
foto: Iker Morán
Fuji-X100VI-Tokio-Iker_09
foto: Emma García

Uno muy rápido, es verdad, porque no nos sobró tiempo en Tokio y ni la luz ni el clima acompañaron. Pero si alguien tiene curiosidad, en el vídeo podrá encontrar algunas secuencias grabadas con la cámara y los comentarios de Álvaro al respecto. ¿El resumen? No es una cámara de vídeo ni híbrida, pero llegado el caso puede salvar la papeleta.

La insistente lluvia de Tokio, por cierto, también nos permitió comprobar que pese a no ser sellada, la X100VI aguanta sin problemas y que, en todo caso, sólo habría que tener cuidado con la zona frontal de la óptica.

Fuji-X100VI-Tokio-Iker_03
foto: Iker Morán

Somos conscientes de las complicaciones para sellar esta zona y también para dar con una tapa en condiciones, pero sería interesante resolver estos temas en una próxima generación. También la autonomía que, sin ser un grave problema, sí que anima a llevar una segunda batería siempre a mano o un cargador si la idea es un intenso día de fotografía de calle.

En definitiva, pocas cosas más sencillas que recomendar esta Fujifilm X100VI. No sólo porque va dirigida a un público integrado y que la esperaba con impaciencia, sino porque la marca ha sabido ser elegante con una renovación consciente y un precio que, siendo alto, es mucho más moderado de lo que podría haber sido. ¿Acaso alguien duda de que se habrían vendido las mismas unidades si la X100VI costara 2000 o 2200 euros?

Fujifilm X100 VI-1

En cualquier caso, si el presupuesto se va, habrá que estar atentos a la evolución de precios de segunda mano de la X100V. La lógica dice que hay muchas y que, seguramente, no serán pocos los que opten por actualizarla.

15 COMENTARIOS

  1. Lo cierto es que ha aumentado su tamaño (es 2mm más gruesa que la V) y el peso, que por primera vez rompe la psicológica barrera del medio kilo.

    Los megapíxeles son excesivos para tan pequeño sensor, y el aumento de ruido a ISO alto es un hecho demostrado. Como tampoco soy de andar recortando, prefiero la V… que además es la última «Made in Japan» de la serie.

  2. Es un maquinón. Los ficheros son magníficos y el color también. El estabilizador le da un plus estupendo.

    El objetivo es exageradamente nítido hasta en las esquinas. Para ser un 23 mm no tiene deformación. Ideal para hacer retratos, social, calle, etc.

    Estoy muy contento con ella.

  3. Gracias por vuestro contenido, la verdad que en este video me he reído especialmente (momento diafragma a ciegas). Yo ya he reservado la x100vi, motivado por un cambio de cámara buscando calidad/portabilidad para llevármela siempre que pueda! Mi primera fue una canon 70D que aún aguanta pero junto con el 24-70mm f4 se hacen difíciles de llevar de paseo.

    Aprovecho para preguntar sobre una duda que me ha surgido al dar este paso a fuji/compacta, a ver si alguien se anima a responder:

    Que puedo hacer con mi canon 70D y sus objetivos? (50mm f1.4, 24-70mm f4 i 70-200mm f4) Tengo pensado seguir utilizándolos en ocasiones/viajes puntuales que me pidan focales zoom, pero sabiendo que no se cuanto tiempo más va a aguantar mi 70D me pregunto si es mejor vender los objetivos ahora que en un futuro dónde ya los usuarios han dado el paso a cámaras mirrorless. Gràcies!

    Buen textazo para estrenarme en Photolari! Saludos a tod@s!

  4. A cada nueva versión, más deseable y un paso más lejos, por la imparable subida de precio. Que no discuto sea justificada por las mejras que aporta. (Igual que los 1800€ del iPhone 15 Pro Max, un magnifico maquinon..para quien pueda permitirselo)

    Lo del personage de Wallapop…Entiendo que haya listillos pues siempre los ha habido y habra. No entiendo que alguien pueda caer en sus «zarpas». Incomprensible però como argumentó la creadora del antivirus Kaspersky «..puedo proteger a los usuarios de los ataques que reciban, pero no puedo protegerlos de su estupidez.»)

    Valoro y mucho la presencia del estabilizador, que me aporta un plus en mi camara actual pero obviamente, su utilidad es discutible. Más alla de argumentos marketinianos, hay quien segun que y como fotografie le resolva poco. (Però en mi caso, igual que Joan Guirnada y M43, me es de gran utilidad)

    Es un plus que valoraria si tuviera la opción de escoger entre una generación con y sin.

    Vaig a fer una Primi a veure si..

    • Efectivamente, depende de la fotografía que se haga. Cuando usaba focales largas en M4/3, agradecía el estabilizador. Pero en focales tan cortas y en la fotografía que ahora practico, no me sirve absolutamente de nada… y siempre es un elemento que añade complejidad, posibilidad de avería y consumo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.