Tras demandar a Stable Diffusion por utilizar sus fotografías para entrenar a la Inteligencia Artificial y prohibir a sus fotógrafos emplear las herramientas IA de Adobe, parecía que Getty Images quería convertirse en una suerte de oasis fotográfico a salvo de las imágenes generadas mediante inteligencia artificial.

Algo así escribíamos hace pocos días, pero la actualidad no ha tardado en llevarnos la contraria. Y, además, de forma muy contundente porque Getty acaba de presentar su propio generador de imágenes mediante IA.

Getty-Images-IA-02

Bautizado como Generative AI by Getty Images y desarrollado junto a Nvidia, el gran argumento de este nuevo modelo de creación de imágenes está en los derechos de autor.

«Entrenado exclusivamente con el contenido creativo de primera de Getty Images, operar con él es comercialmente seguro: sin problemas de propiedad intelectual, nombres o semejanzas; sin preocupaciones por datos de entrenamiento», explica la compañía.

El mensaje parece claro para los clientes, pero también genera nuevas dudas para los colaboradores de la agencia. ¿Compensará económicamente Getty a los autores y autoras de esas fotografías de su catálogo que ahora están siendo usadas para entrenar su propia IA?