Las fotos tienen autor. También cuando se convierten en uno de esos ‘meme’ virales y se pierde la pista de la imagen original. Hablamos de la ya famosísima instantánea del senador demócrata Bernie Sanders realizada por el fotógrafo Brendan Smialowski durante la toma de posesión de Joe Biden.

Sí, la foto más conocida y compartida de ese día no es la del nuevo presidente de Estados Unidos, sino la de Sanders sentado, con unas llamativas manoplas y una cara de enfurruñado y aburrido que ha servido de inspiración para miles de memes.

Bernie-Sanders-photo-meme
Foto: Brendan Smialowski

Sí, es casi imposible que a estas alturas no hayas visto o incluso compartido alguno de ellos, pero sí es probable que no conocieras quién era el autor de la foto original.

Por eso nos ha parecido muy interesante escuchar lo que este fotoperiodista de la agenda France Press contaba en una reciente entrevista con Rolling Stone sobre la que, muy a su pesar, apunta maneras para convertirse en su foto más famosa.

«La foto no es tan buena, no es una buena composición. No la voy a incluir en mi portafolio», comenta Smialowski. Un vistazo a su cuenta de Instagram deja claro que, efectivamente, no es la mejor foto que este fotoperiodista hizo durante esos días en Washington.

Según explica, trabaja con una réflex de Nikon y un teleobjetivo. Desde la distancia vio a Sanders sentarse lejos de otros invitados -respetando la distancia social, puntualiza- y le pareció que podía ser interesante. Hizo dos fotos, relata, la segunda era mejor de composición pero en la primera el gesto le gustaba más, así que fue la que envió. «En fotoperiodismo el contenido manda, la composición es secundaria2, defiende.

Evidentemente, ni podía imaginar ni sabe por qué esa imagen de Sanders acabó vitalizándose y convirtiéndose en la sensación del día. Pese a que no parece especialmente contento con ello -«de haberlo sabido no habría fotografiado un meme», apunta- confiesa que también se ha reído con alguno de ellos.

Incluso el propio Bernie Sanders -candidato en las primarias demócratas y cabeza visible del ala más a la izquierda del partido- también asegura haber visto mucho de estos montajes y haberse reído con ellos.

Según ha explicado él mismo, tan sólo estaba intentando entrar en calor y prestar atención a la ceremonia.

 

6 Comentarios

  1. Qué es una buena foto? Composición? Pues haz un bodegón y compones como quieras… Acaso lo bueno es la iluminación? Pues mete al señor de la foto en un estudio con flashes y diriges la luz y la pose..
    Una foto es un instante congelado capaz de transmitir algo. Os parece poco lo que ha transmitido esta foto a nivel mundial? Para mí la foto es muy buena.

  2. Que bien, esto nos sirve para pensar que no se requiere de una foto buena para que guste o para que sea famosa.

  3. El fotógrafo es honesto: la foto no es buena. Realmente lo bueno es lo que sale en ella. Creo que eso siempre es bueno diferenciarlo. Siempre dice la gente: vete a Venecia que allí se hacen buenas fotos. ¡Cuidado! Es más fácil que en Venecia salgan elementos bonitos en la foto pero eso no quiere decir que la foto sea bonita; y mucho menos buena.
    Una buena foto tiene que tener algo interesante: composición, luz o momento decisivo. Pero esto es como las «espectaculares imágenes de Madrid nevado». ¡Cuidado, lo espectacular es Madrid nevado! No las imágenes. La mayoría de las que he visto sobre ese tema, no tienen nada de interés.

  4. Pues tampoco me parece bien esa visión, no sé siempre he sido de los que piensa que deberíamos querer más lo que hacemos, es una foto que por su contenido es interesante (además de hacer gracia, que no tiene nada de malo) Bernie nunca ha tenido buena relación con Biden y viéndolo morirse de aburrimiento en el acto me parece interesante, no es la mejor foto que he visto ni mucho menos pero tampoco creo que se merezca este calificativo. It’s fine.

    • Precisamente es lo que hace Smialowski, querer más lo que hace. Aunque no por su culpa– tendría un sitio prefijado y estricto desde donde poder disparar– la composición está bastante desangelada. El mismo lo comenta. Sólo el gesto de las manoplas provoca el memetismo virológico, pero esta viralidad trascendente de la imaginería social no implementa el valor fotográfico de su curro. Sería lamentable que este éxito bastardo le convierta en one hit photogrpher por las circunstancias.

Comments are closed.