La peligrosa vida del fotógrafo de conciertos

El cantante de Queens of the Stone Age da una patada en la cara a una fotógrafa en plena actuación.

42

Lidiar con la seguridad del evento, trabajar contrarreloj, apañarse con la luz que haya, soportar que los organizadores quieran fotos gratis, aguantar las excentricidades de la estrella de turno… A la larga lista de problemas con la que suelen tener que enfrentarse los fotógrafos de conciertos, parece que hay que sumar una más: esquivar las patadas del artista.

Puede parecer exagerado, pero eso es exactamente lo que pasó en un reciente concierto de Queens of the Stone Age en Los Ángeles. El cantante del grupo -aparentemente no en su mejor momento de lucidez- propinó una fuerte patada a la cámara de la fotógrafa Chelsea Lauren que estaba trabajando a pie de escenario.

Lógicamente, la reportera tenía la cámara pegada en la cara, con lo que el golpe le dio de lleno y acabó en el suelo. Según ella misma explica a través de su cuenta de Instagram, acabó la noche en el hospital.

Revisando las fotos que hizo junto en el momento antes de ser agredida como los vídeos del instante, queda claro que Josh Homme es consciente de la patada que propina a la fotógrafa que incluso asegura recordar la mirada directa del cantante y su sonrisa después del golpe.

View this post on Instagram

Thank you everyone that has reached out with supportive messages. A small update, as I'm being flooded with questions: My neck is a sore, my eyebrow bruised and I'm a bit nauseous. The doctor released me early in the morning. Here are three images. Two of them as Josh looked at me, smiled and then kicked me. The other one is later after he cut his own face with a knife. I was in the pit in tears – and he just stared at me smiling. Assault in any form is not okay, no matter what the reasoning. Alcohol and drugs are no excuse. I was where I was allowed to be, I was not breaking any rules. I was simply trying to do my job. I hold nobody accountable for this but Josh himself. KROQ has nothing to do with this and I will always support them. The irony is someone had thrown an ice cube on to the very slick catwalk before the QOTSA set. I was afraid that one of the band members might slip and hurt themselves so, when the lights went dark, I used my arm to wipe down the runway so nobody would hurt themselves. Thank you to @variety for their immediate concern and care with this matter. As of now, nobody from QOTSA has reached out to me. #queensofthestoneage #QOTSA #JoshHomme

A post shared by Chelsea Lauren (@chelsealaurenla) on

Tras la difusión de las imágenes y el vídeo, Homme ha pedido disculpas en repetidas ocasiones, asegurando que no era consciente de que la fotógrafa estaba allí, y que simplemente estaba apartando cosas del escenario.

Dejando a un lado el estado en el que el cantante de 44 años parece estar durante la actuación, el incidente ha servido para que otros fotógrafos recuerden lo difícil que parecer ser trabajar con este grupo.

Según explica la fotógrafa Tanya Voltchanskaya, en un concierto en 2014 ya fue advertida por los organizadores que quienes se acercaran a Homme podían recibir una patada del cantante.

FuentePetapixel
Compartir

42 Comentarios

  1. Si esto es exactamente como dice la noticia, a mi este tipo me parece además de un impresentable un maltratador y debería de haber consecuencias por ello. Me hace gracia eso de que todos piden disculpas y buscan una excusa solo cuando son pillados; si nadie se entera ellos a seguir con lo suyo.

  2. El titular reza: “El cantante de Queens of the Stone Age da una patada en la cara a una fotógrafa en plena actuación.”

    Mas abajo, al final del artículo nos enteramos de que no le dio una patada a la cara sino a la cámara:

    “El cantante del grupo […] propinó una fuerte patada a la cámara de la fotógrafa Chelsea Lauren que estaba trabajando a pie de escenario.”

    Un poco más de rigor. En periodismo esto, de toda la vida de dios, se llama sensacionalismo.

    Por otro lado, ya había antecedentes con este grupo que justificaban que la fotógrafa tomara cautelas que no tomó, por lo que se hace corresponsable del incidente.

      • Si ya había antecedentes y sabía que el guitarrista era conflictivo, para qué te pones a tiro sabiendo que puede tener una reacción digamos… poco reflexiva…

        A mí más bien me suena a hiperinflación de fotógrafos, por lo que Darwin tiene trabajo extra para mejorar el pool genético del oficio.

        • La táctica de culpabilizar a la víctima… Muy en consonancia con aquella otra mítica de: “La culpa es de los padres, que las visten como putas”. En fín… Que más decir.

          Sin duda Darwin con los que se ceba es con los de tu especie.

        • “Por lo demás, el video muestra claramente que la intención es apartar el objetivo, no golpear el rostro de la fotógrafo.”
          Ahhhhh vale, que sólo estaba apartando a patadas una cámara que estaba en la cara de una persona, clarooooo, no me había dado cuenta, si es lo que hacemos todos, vamos dándole patadas a las cámaras de los demás, lo más normal del mundo.

    • Así que si te dan una patada en la cámara que tienes pegada a la cara la culpa es tuya por ponerte a tiro de patada. Tú eres igual de imbécil que el cantante-coz.

    • Si te dan un puñetazo con guante realmente no te han dado un puñetazo y si te dan una patada con la bota puesta tampoco te dan una patada.
      Vamos que si no hay contacto pie-cara no es una patada en la cara.

  3. Es que le da una patada en la cara, ya que la tiene pegada a la cámara. Imagínate que vas por la calle con gafas de sol, se te acerca este individuo, te da un puñetazo y luego dice que no te lo dio, que se lo dio a las gafas, pues lo mismito.

  4. En el video se ve perfectamente que la patada es intencionada. Lo aconsejable con este tipo de personajes es pasar olímpicamente de ellos, en los próximos conciertos fotógrafos y prensa escrita ignorarles. Además cantar, cantan una mierda.

    • Además de verdad. Se ve a la legua, joder. Con más alevosía y chulería, imposible. Por desgracia no es el primer acto de este tipo que veo hacer por algún músico, incluso a un cámara de la organización dándole una patada a todo el objetivo.

  5. un golpe es un golpe ..mas a una mujer ..y seguramente tendra que pagar una demanda..ya habia calculado todo porque se da vuelta ,hay varios fotografos y la busca a ella para golpearla..tampoco estaba haciendo un solo celestial ..era una musica de mierda…

    • Hay varios fotógrafos, pero sólo ella se pone a tiro en primera línea invadiendo la zona de seguridad del artista. Por lo demás, la escasa iluminación no permite adivinar que detrás de ese objetivo se esconde una mujer. De haberse tratado de un hombre, es claro que el escándalo mediático hubiera sido 0.

      Malos tiempos en los que por tirarse un pedo delante de una mujer uno puede ser acusado de feminicida.

      • Con este comentario ya te acabas de lucir del todo. No solo es culpable ella por ponerse cerca, sino que además se ha montado el escándalo, no porque la pateara la cara, sino porque es mujer!!!

        Háztelo mirar.

  6. @Usermaatra

    Tu debes ser un o una groupie de este gilipollas, cuya única aspiración en la vida es lamerle el **** después de un concierto, sino no entiendo tu estúpida justificación

    • Soy groupie de Donald McCullin. Un tío que se vestía por los pies. Seguro que Chelsea también lo es, aunque por fortuna para ella se le ocurrió ir a cubrir un concierto de metaleros y no le dio por irse a Siria. A los dos días podríamos haberla visto llorando en el Instagram porque el ISIS le había hecho pupita.

  7. Solo hay que leer los comentarios del personaje que nos acompaña, para poder valorar las secuelas de un golpe en la cabeza. Se volcaría la cuna o quizás un columpio “desbocao”, que mala suerte.

    • Siguiendo la analogía del golpe en la cabeza, es posible que, tras el incidente de la cámara con su cráneo, la fotógrafo nos presente un relato que guarda escasa relación con lo efectivamente acaecido. El vídeo es ciertamente equívoco.

  8. “Por lo demás, el video muestra claramente que la intención es apartar el objetivo, no golpear el rostro de la fotógrafo.”
    Ahhhhh vale, que sólo estaba apartando a patadas una cámara que estaba en la cara de una persona, clarooooo, no me había dado cuenta, si es lo que hacemos todos, vamos dándole patadas a las cámaras de los demás, lo más normal del mundo.

    • No niego que hay procedimientos más convencionales para hacer llegar a alguien el mensaje inequívoco de que debe apartarse, pero nadie estableció que un concierto de rock, donde todo el mundo va hasta arriba de tiritos de farla, sea el lugar más idóneo para hacer un despliegue de reglas de urbanidad.

      La fotógrafo pagó su impericia y su pésimo análisis de la situación. Si en el futuro sigue cometiendo los mismos errores tal vez debía dedicarse a otra ocupación menos estresante.

  9. Una imagen vale más que mil palabras y el video muestra la clara intención de partirle la cara al fotógrafo. El que no lo vea así es que está ciego

  10. Aunque el gesto puede ser discutible desde un punto de vista estético y manifiestamente mejorable desde un punto de vista estratégico (de no haber estado colocado el guitarrista podría haber calculado con mayor precisión la trayectoria del impacto) me encanta que todavía quede alguien que muestre semejante desprecio por la tiranía autoritaria de la Iconosfera en su incansable labor de convertir la Realidad en simulacro (imagen).

    Neutralizar cámaras, con o sin fotógrafo incorporado, debería convertirse en la ocupación alternativa preferida de la postfotografía del s. XXI. Por lo demás, el que piense que un concierto de rock & roll postmoderno guarda algún paralelismo con ir al Ritz a las 5 para tomar té con pastitas danesas es que habita en una realidad paralela.

    • Paralelismo ninguno. Pero al menos la gente que acude a ambos espera llegar a casa conservando su integridad física. Luego ya te puedes poner a discutir el sexo de los ángeles, o incluso a hablar de filosofía en un blog de cámaras.

      • Aun un blog de cámaras no tiene porque ser siempre un remanso de paz; de hecho en ocasiones guarda grandes paralelismos con un campo de batalla o un concierto de rock. Un terreno propicio, por ejemplo, para difamar e injuriar a otro auspiciado por una presunta (y no demostrada) superioridad moral.

        Claro que si uno conserva un mínimo de instinto de conservación acude con la impedimenta de campaña y con la estrategia de prevención bien aprendida. Todo lo que no sea observar unas reglas mínimas de autopreservación es ponerse en manos del enemigo y exponerse a cualquiera de los desastres que acontecen en terreno hostil. El que va a la guerra, a un concierto de rock o a un blog ya sabe a lo que se expone; aunque idiotas los hay en todos los ámbitos; los hay incluso que son multidisciplinares y diversifican su retraso.

        • Tanta lección filosófica, y resulta que terminas igualmente, como el homófobo y misógino, culpabilizando a la víctima. Cortados por el mismo patrón.

          Las personas que creen en la igualdad como premisa de la sagrada dignidad humana no son superiores moralmente a nadie. Son los homófobos y misóginos quienes tienen problemas con la superioridad moral de los demás. Hasta ese punto se dan cuenta que pululan en un mundo que los ha dejado atrás, en el que es su baja condición humana la que desencaja con el entorno.

          Vuestro argumentario no comulga con “lo políticamente correcto”, lo que personalmente me importa una higa; pero tampoco encaja con la mínima empatía que todo ser humano “normal” siente por sus congéneres. Espero que seais pronto un subgénero en extinción.

          • Bueno, yo aplico filosofía a la ontología de la imagen. En el terreno social, digamos que soy bastante más pragmático y realista…

            jejeje

          • Cuando alguien se hace fotos a si mismo, se dice hacerse un “selfie”. Cuando uno hace comentarios y se responde así mismo, que es un ¿“selfake”?.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.