«La naturaleza se abre paso». «El hombre es el peor virus para la Tierra». «Los animales recuperan su espacio»… Seguro que todos hemos leído durante estos días frases similares acompañando imágenes de animales en lugares donde no son habituales.

Desde jabalís bajando por la Diagonal de Barcelona -no son raros en los barrios altos, por cierto-, pavos reales paseando por Madrid, delfines surcando los canales de Venecia con unas aguas más transparentes que nunca o bandas de monos peleándose en Tailandia.

Todo precioso excepto por un pequeño detalle: no siempre se trata de imágenes reales. O, mejor dicho, no se corresponden al lugar o al momento en el que se supone que están ocurriendo y que hace que triunfen en las redes sociales acompañado de la frase épica de turno.

Así lo recuerdan desde National Geographic, que algo saben de fotografía de animales salvajes. ¿Están las aguas de Venecia más claras por la ausencia de barcos? En efecto. ¿Hay cisnes y delfines en los canales? Pues no

Los primeros son habituales en un canal de una isla cercana, donde fueron tomadas las imágenes difundidas y compartidas miles de veces en redes sociales. Respecto a los delfines, muy bonito pero están grabados en Cerdeña, no en Venecia.

Efectivamente parece que los jabalís de Barcelona y los pavos reales en Madrid andan más envalentonados que nunca en sus incursiones urbanas. También los ciervos de la ciudad japonesa de Nara que, ante la falta de turistas que les lleven comida como ocurre siempre, salen del parque donde están habitualmente y deambulan por las calles en busca de algo que picar.

Algo más de literatura parece haber -apuntan desde National Geographic- en esa historia de los elefantes atiborrándose a vino de maíz en un pueblo chino sin habitantes y luego durmiendo la siesta en un campo de té.

Efectivamente había elefantes en un pueblo de la provincia de Yunnan. Pero ni es raro, ni se emborracharon para celebrar la ausencia de humanos ni nada parecido. De nuevo, que fuera falso no impidió que se hiciera viral.

Así que, como siempre, un poco de escepticismo antes de compartir supuestas fotografías de animales reconquistando la ciudad es un ejercicio muy sano.

2 Comentarios

  1. Y la cantidad de tarados anti planeta que conseguirán que se valla todo a la m….. Se la suda lo que quede para nuestros hijos, aunque esté ya delante de nuestros ojos.

  2. Conviene recordar que las manipulaciones fotográficas por cualquier medio disponible
    _analógico y manual, primero, digital e informático hoy en día_ son casi tan antiguas como la propia fotografía.
    Valga como ejemplo la desaparición de la imagen de Trotsky de todas las fotos en las que aparecía, durante el periodo stalinista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.