Siempre se ha dicho que Nikon va un paso por detrás en el mundo del vídeo que sus competidores, pero es posible que eso cambie, y mucho, a partir de ahora. Y es que la compañía acaba de anunciar el inicio del proceso de compra para hacerse con el 100% de las acciones de RED, el conocido fabricante de cámaras de cine.

Un movimiento que ha obligado a muchos a revisar el calendario para comprobar que no se trataba de algún tipo de broma y que, al parecer, ha pillado a todo el mundo por sorpresa. Ningún rumor ni filtración prevía permitía imaginar este movimiento estratégico por parte de Nikon, que se mete de lleno en el terreno del cine digital.

red v raptor 9

De hecho, las anteriores noticias que relacionaban ambas compañías no eran especialmente buenas, puesto que desde hace años RED mantenía un litigio contra Nikon por violación de patentes de su formato de vídeo RAW comprimido.

Sensores propios y montura Canon

Más allá de demostrar el buen momento financiero de Nikon, la compra de RED -fundada en 2005 y con unos 220 empleados- tiene muchos vértices realmente interesantes. Empezando por el hecho de que RED presume siempre de sensores de imagen propios en sus cámaras, que ellos mismos diseñan y venden con su propia marca. Unos sensores que además suelen destacar por su altas prestaciones.

RED-KOMODO-RF-to-PL-Electronic-ND-Adapter-Pack

También sorprende comprobar que algunas de sus cámaras más recientes, como las Komodo, tienen montura Canon RF. Aunque en el mundo del cine el tema de las bayonetas es bastante menos marquista que en fotografía, cabe preguntarse si se mantendrá esta apuesta en futuras generaciones y ya bajo el control de Nikon.

No han trascendido datos concretos sobre el precio pagado por Nikon por la adquisición ni los plazos establecidos para la compra, pero en el comunicado la compañía ha destacado el papel de RED en el sector del cine profesional y su capacidad para inyectar en la compañía conocimientos sobre ópticas, interfaz de usuario y desarrollo de producto.

RED siempre ha sido un compañía particular dentro de la industria, con una política de comunicación muy agresiva y con un CEO y fundador, Jim Jannard, bastante amigo de las polémicas. Sus numerosos litigios por cuestiones de patentes son de sobra conocidos.

Aunque su presencia en las producciones más grandes está muy por debajo las omnipresentes Arri Alexa o de las Sony Venice, RED sigue teniendo bastante tirón en rodajes de presupuestos más ajustados. Además algunos directores de prestigio como David Fincher son muy fieles a la marca.

1 COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.