Nikon Z6 III: las claves de la renovada gama media e híbrida de la compañía

4

Más que una renovación es casi un modelo superior. Así podríamos resumir de forma muy rápida la esencia de la nueva Nikon Z6 III que toma el relevo de la anterior generación con novedades potentes en casi todos los aspectos importantes de sus especificaciones. El resultado es una cámara que por prestaciones y también por su precio parece querer reformular lo que hasta ahora entendíamos por gama media.

Recién anunciada, aunque no hemos tenido ocasión de probarla sí que hemos podido tener entre manos la que muy posiblemente es una de las pocas unidades que circulan por el país -o la única- para repasar la larga lista de novedades e intentar entender dónde se sitúa en el catálogo de Nikon.

La Nikon Z6 III y su sensor «parcialmente» apilado

Aparentemente continuista en diseño y también en resolución, en realidad la Nikon Z6 III llega con un cuerpo algo más grande, un agarre excelente -ya lo era en el modelo anterior- y nos recuerda que es posible hacer cámaras no demasiado grandes pero con una buena ergonomía. Un clásico de las Nikon Z desde sus primeros pasos.

Nikon Z6 III-1

Hay dos aspectos interesantes en el diseño: la pantalla articulada que ratifica esa idea de cámara híbrida y un visor electrónico realmente espectacular, en tamaño, brillo, refresco y resolución. Si quedaba alguien reticente de los visores electrónicos, debería asomar el ojo aquí.

Pero lo realmente importante está en el interior. Aunque a priori esos 24,5 megapixeles suenen a poco o a más de lo mismo, la clave está en la tecnología del CMOS que Nikon describe como «parcialmente» apilado. Un captor que, dicen los rumores, ha salido de las fábricas de Sony y que también montará la futura A7S IV.

Nikon Z6 III-6

Especulaciones al margen, la agilidad general de la cámara, el enfoque, el rolling shutter -su ausencia, mejor dicho- o la velocidad de disparo se benefician de este nuevo sensor. Se trata, nos explican desde Nikon, de tener parte de las ventajas de un sensor apilado como el de las Z8 y Z9, pero sin asumir un coste tan alto.

La Nikon Z6 III, eso sí, mantiene el obturador mecánico. Con él llegamos a 14 fotos por segundo, aunque lo realmente interesante son las opciones de alta velocidad con el obturador electrónico, que llega hasta 120 fotos por segundo (en JPEG y con un pequeño recorte) y además estrena funciones de precaptura con las que la cámara empieza a grabar nada más fijar el foco e incluso antes de apretar el disparador.

Nikon Z6 III, una cámara realmente híbrida

A pesar de haberse dormido en los laureles durante muchos años, hace un tiempo que en Nikon están dejando claro que el vídeo es muy importante para ellos. Las Z9 y Z8 van sobradas en este sentido, y la reciente compra de RED demuestra que la compañía quiere pelear duro es este terrenos.

Nikon Z6 III-8

La Z6 III era la oportunidad de la marca de llevar esa apuesta por el vídeo una gama más abajo, donde compiten la mayoría de las cámaras híbridas del mercado, y no la ha desaprovechado. Sobre el papel hay pocas cámaras que puedan hacerle sombra por debajo de los 3000, e incluso 4000, euros.

La Z6 III será capaz de grabar en resolución 6K y formato N-RAW de 12 bits hasta 60 fps, y en 6K y ProRes RAW hasta 30p, todo elos internamente. Estos modos de grabación son “pixel by pixel” es decir usando toda la resolución del sensor.

Quizás algunos esperaban ver ya el formato RAW de RED en esta cámara, pero Nikon parece que de momento va a mantener ambos formatos.

Nikon Z6 III-4

Los que no quieran liarse con formatos RAW también podrán grabar en ProRes 422 HQ con resolución 5,4K y 60p, y en 4K hasta 60p comprimido con muestreo 422 y 10 bits, usando en este caso un señal remuestreada desde todo el sensor 6K.

Gracias al sensor parcialmente apilado, que promete una estupenda gestión del rolling shutter, la Z6 III también puede grabar en 4K a 120p en formato RAW, eso sí con un recorte APS-C en este caso. Ya en Full HD y y en formato H.265 es posible alcanzar 240 fotogramas por segundo usando el 95% del sensor.

Nikon Z6 III-7

Con semejantes prestaciones lo normal es preocuparse por la gestión de la temperatura. La Z6 III no cuenta con ningún sistema de refrigeración activo, pero la marca promete tiempos de grabación de 125 minutos en 4K a 60 fotogramas por segundo.

Visto lo visto, y a falta de probar la cámara, la Z6 III se posiciona como una de las cámara híbridas avanzadas más potentes del escaprate, dejando atrás a posibles competidores como la Sony A7 IV (de 2021) o la Canon EOS R6 Mark II.

¿Para quién es la Nikon Z6 III?

Sus prestaciones admiten pocos peros. Al menos sobre el papel, porque habrá que comprobar la parte práctica y rebuscar la letra pequeña de ráfagas y sus prometedoras especificaciones de vídeo.

Pero hay un dato que, es cierto, ha asustado a muchos: el precio. No se trata de decir si 3200 euros es mucho o poco, pero es verdad que la Z6 II llegó en su momento con un precio de 2150 euros. Por mucha inflación que le pongamos al asunto, está claro que un salto de casi 1000 euros implica un salto de gama más que una renovación.

Nikon Z6 III-2

Pese a ello, como siempre hay que contextualizar esa cifra en el mercado. La Nikon Z6 III es también una hermana pequeña de la Z8, que supera los 4000 euros y ofrece unas prestaciones de vídeo difíciles de encontrar en ningún modelo por debajo de ese precio. Otro dato interesante: la Sony A7 IV, a la que supera sobre el papel en casi todo -excepto en resolución- tiene ya unos años y su precio actual se mantiene sobre los 2500 euros.

Nikon Z6 III-3

A la espera de poder probarla, la Nikon Z6 III parece una opción realmente atractiva para profesionales que se muevan entre la foto y el vídeo, también como un segundo cuerpo para la Z8 a la que, por cierto, se acerca pero sin llegar a pisar su terreno.

Nikon ha hilado fino para colocar el nuevo modelo sin que moleste mucho a los ya existentes. De hecho, la Nikon Z6 II podría perfectamente sobrevivir como una opción más asequible y, en todo caso, queda mucho terreno libre para una Nikon Z5 II puesta al día como modelo de entrada a la gama full frame.

4 COMENTARIOS

  1. Se nota que el sector apuesta por cámaras de altísima gama y precio astronómico. Una opción más corporativa que otra cosa y que a pesar de todas las cualidades que pueda tener este modelo no veo yo que nadie vaya a comprarlo por sus prestaciones de video por muy buenas que sean. No olvidemos que al comprar una cámara estamos comprando un sistema también y todo el corolario de accesorios, ópticas y demás que vienen con ella. El fuerte de Nikon sigue siendo la fotografía, pero como sistema resulta parco todavía, sólo unas pocas ópticas y de precio altísimo, nada que ver con la mítica montura F. Quizá en el futuro veamos una Nikon Cinema, al estilo de RedOne, cuya compra ha sido una forma magistral de adquirir Nikon su propia línea de sensores, dependía de terceros, con todo lo que eso conlleva.

  2. Me parece una tomadura de pelo que salga una cámara full-frame «avanzada» solamente con 24 MP.
    Las marcas se cachondean de nosotros a la cara.
    Y para los que dicen, es que el tamaño, los MP, bla bla bla… Pues no. Eso lo hacen porque luego sacan otra gama con muchos más MP. (Serie R en Sony, R5 en Canon, Z7 en el caso de Nikon).
    Creo que no es aceptable. Si quieren recortar, que recorten en imágenes por segundo, doble tarjeta… Pero recortar a nivel de MP ya es el no va más. Eso es algo que al menos con carrete no pasaba.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.