OM System OM-1 Mark II: la (muy pequeña) evolución de una buena cámara para foto de naturaleza

3

Han pasado menos de dos años desde la llegada de la OM-1, la última cámara con denominación Olympus aunque ya responsabilidad de OM System. Parece poco tiempo para  el buque insignia de una marca y más teniendo en cuenta que sigue siendo un modelo competitivo en su segmento.

Pese a ello, hace ya tiempo que circulaban rumores sobre su renovación e incluso se percibía cierta prisa. Tras un 2023 demasiado tranquilo OM System tenía que mover ficha y lo suyo era hacerlo en lo más alto de su catálogo. El resulta es esta OM-1 Mark II que acaba de presentarse y que hemos podido tener entre manos unos días.

Evolución, no revolución

En este contexto, la llegada de esta segunda generación parece un movimiento lógico. OM System tiene que soltar amarras y demostrar que es independiente en cuanto a diseños, hoja de ruta y evolución tecnológica. No se trata de cambiarlo todo, pero sí demostrar que no vive sólo de la herencia de Olympus.

OM_System_OM-1_II-1

El problema es que la OM-1 Mark II no se acerca en absoluto a ese concepto. Se trata de una más que tibia renovación, con novedades contadas y que, como ya nos advierten desde la compañía, pretende ser una evolución, no una revolución.

P1010421

P1010042

P1010061

P1010304

Se agradece la sinceridad, pero nos preguntamos si a los más impacientes que estaban esperando una novedad potente tras los últimos lanzamiento de la marca les servirá, por mucho que la OM-1 Mark II sea una cámara muy capaz para lo que está pensada: foto outdoor.

Un concepto que OM System lleva tiempo reivindicando y que pone el acento en dos de los mejores argumentos de su sistema: el peso y tamaño junto a su probada resistencia. Hablamos, por tanto, de una cámara pensada para foto de naturaza, animales, aves y macro.

OM_System_OM-1_II-3

Con un diseño prácticamente idéntico a la primera generación excepto por el cambio de Olympus a OM System y pequeños detalles en los mandos, tampoco hay cambios en la mayoría de las especificaciones de la cámara.

La base sigue siendo un sensor Micro Cuatro Tercios apilado de 20 megapixeles, capaz de disparar hasta 120 fotos por segundo con el enfoque fijo o llegar a las 50 fotos por segundo con enfoque continuo.

Las novedades

¿Y qué ha cambiado en esta segunda generación? La principal diferencia está en el sistema de enfoque que incorpora ahora la omnipresente IA para ir más allá de la detección de caras y ofrecer detección de personas. Eso significa que la cámara es capaz de detectar y seguir a una persona de espaldas en movimiento, porque reconoce la figura humana aunque no se vea la cara. Algo similar a lo que ya vimos en la Sony A7R V.

OM_System_OM-1_II-6

En el vídeo podéis ver alguna muestra de su funcionamiento y también del sistema mejorado para el seguimiento de aves en vuelo, otra de las novedades que incorpora esta Mark II respecto al modelo anterior.

El estabilizador de imagen ha sido siempre otro de los puntos fuertes de estas cámaras, con rendimientos superiores a la competencia. Ahora la OM-1 Mark II promete llegar hasta los 8,5 pasos de estabilización. Eso significa poder disparar a velocidades de varios segundos, al menos con focales más cortas.

P1010331

P1010406

P1010361

P1010065

Dentro del apartado denominado «Fotografía computacional», este modelo llega con alguna novedad más. El disparo de alta resolución mantiene sus cifras de 80 y 50 megapíxeles para fotos en trípode y a pulso respectivamente, pero ahora se ofrece la posibilidad de obtener la foto final en RAW de 14 bits. Quienes quieran ver los resultados, aquí pueden descargar un mismo ejemplo con esas dos resolución y el susodicho raw.

El modo Live ND, por su parte, ahora sube hasta ND128 (7 pasos) y se estrena el Live GND, un filtro de densidad neutra (digital) degradado de hasta 3 pasos y que puede dar juego en foto de naturaleza. Al menos para los vagos que no llevamos filtros encima.

¿Y todos estos cambios no se podrían haber resuelto con una actualización de firmware? La pregunta tiene mucho lógica pero OM System tiene también una respuesta para eso: la OM-1 Mark II duplica su buffer para permitir superar los 200 disparos consecutivos en los modos de alta velocidad, y eso sí es un cambio de hardware.

OM System 150-600 mm f5-6.3 IS

Las contadas novedades de la cámara hace que el interés recaiga más en el nuevo zoom que la compañía acaba de presentar y que también hemos podido estrenar junto a la OM-1 Mark II. Se trata de un 150-600 mm f5-6.3 IS que, con unas focales equivalentes a 300-1200 milímetros se convierte en el teleobjetivo de mayor alcance para este sistema.

OM_System_OM-1_II-13

OM_System_OM-1_II-18

Con un precio de 2700 euros, además de su alcance, la clave está en un tamaño y peso muy manejables. Para un 1200 milímetros f6.3, se entiende. Un zoom muy interesante para fotografía de animales y aves donde, ya se sabe que ninguna focal es demasiado larga.

P1010437

P1010438

Cuanta con tres posiciones de bloqueo para ajustar la dureza del zoom, aunque también es posible el desplazamiento rápido simplemente estirando o plegando la óptica. Dispone de montura para trípode, aunque por su peso no es una locura plantearse su uso esporádico en mano. Algo para lo que el estabilizador de imagen incorporado junto al de la cámara será de gran ayuda. Como prueba, hemos intentado grabar unos planos de vídeo a pulso con la focal más larga y el resultado no está nada mal. Lo podéis ver en el vídeo.

P1010172

P1010141

Además, si esos 1200 milímetros se quedan cortos, el nuevo zoom -que no pertenece a la gama PRO de ópticas de la compañía- también es compatible con los duplicadores para extender aún más su focal.

OM-1 Mark II, todos esperaban más

Lo que ha ocurrido con esta OM-1 Mark II es un clásico de un mercado que siempre se mueve entre las exceptivas y las necesidades reales de los usuarios. Es evidente que la mayoría esperaba más de esta segunda generación o, por lo menos, un gesto por parte de OM System. No ha llegado y el resultado es una nueva generación un tanto decepcionante.

Pero, por otro lado, la OM-1 Mark II es una estupenda cámara de naturaleza. Ya lo era el modelo anterior y está un poco más. Una Micro Cuatro Tercios rápida -la única con sensor apilado- con enfoque mejorado, excelente estabilizador, resistente y que conforma un buen equipo para trabajar ligeros en exteriores sin renunciar a casi nada.

OM_System_OM-1_II-8

Es verdad que la llegada de la Panasonic Lumix G9 II rompe el monopolio de Olympus en esta gama superior para foto de naturaleza pero no es ningún secreto que a OM System le viene muy bien no quedarse sola en el mercado Micro Cuatro Tercios y mantener esa idea de sistema en el que participan varias marcas.

Quienes estén pensando que no necesitan las novedades de esta Mark II y que mejor ahorrarse unos euros e ir a por el primer modelo tendrán que darse prisa porque, nos cuentan, las dos cámaras no van a convivir en el escaparate. La OM-1 está ya en retirada y la única opción dentro de poco será está Mark II.

3 COMENTARIOS

  1. Creo que OM SYSTEM no durará mucho como firma si sólo se dedica a tunear, por así decirlo, los modelos que ya tenía la firma Olympus como se ve que está haciendo hasta ahora. Con la competencia brutal que hay en el sector y la caída paulatina de ventas o inviertes mucho, pero mucho dinero para crear una línea de producto competitivo que atraiga al usuario o mal vas. Sólo Sony, Canon y Fuji se pueden permitir eso. Si Olympus hubiera sido absorbida como lo fue Pentax por Ricoh que ha sabido mantener la línea de producción de Pentax y ha creado una cartera de clientes dispuestos a pagar por ella, al estilo de Leica, otro gallo hubiera cantado, pero con un fondo de inversión, hoy tienes y mañana no. Lástima de una firma tan emblemática como Olympus que se desvanezca, a pesar de OM SYSTEM y a pesar de todos.

    • Coincido plenamene con tu opinión.
      Sigo en micro 4/3, pero he optado por Panasonic Lumix, a la vista del estancamiento de OM. En cualquier caso, Panasonic también ofrece mucha fiabilidad en su producción fotográfica.
      En cualquier caso, como a Ricoh/Pentax se le ocurra miniaturizar su sistema réflex (como ya hicieran con su línea óptica Limited) se llevará el gato al agua frente a los tochacos que ofrece la alternativa mirrorless en sus bancadas ópticas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.