«Este viaje es un proyecto de tres amantes de la fotografía de espacios abandonados que desde hace años disfrutamos de esta disciplina por toda la península. Al final conocíamos la gran mayoría de lugares abandonados, y poco a poco íbamos perdiendo la motivación. Necesitábamos un chute de adrenalina.

Publicidad
Foto: Quim Tomás

Cuando surgió la idea de ir a Pripyat, la ciudad abandonada de Chernobyl (Ucrania) donde vivían los trabajadores de la central, no lo pensamos mucho. Es cierto que al principio tuvimos ciertos recelos por la exposición a la radiación constante que hay en la zona, pero tras informarnos despejamos todas las dudas.

Foto: Miquel Àngel Pérez Pérez

Para nosotros viajar a Pripyat significaba de alguna manera ir al paraíso de los fotógrafos de espacios abandonados, pero sin olvidar nunca que aquello es el resultado de una catástrofe nuclear que causó un gran sufrimiento.

Foto: Alejandro von Podolsky

Contactamos con una agencia de turismo que organiza salidas a la ciudad y les advertimos de que no andábamos buscando la típica visita de turistas. Así que acordamos con ellos que nuestro viaje sería exclusivamente fotográfico, y que estaríamos es cada lugar el tiempo fuera necesario dentro de todas las restricciones que te imponen cuando entras en un lugar controlado y custodiado por militares.

Foto: Quim Tomás

Una vez ahí nos impresionó absolutamente todo. Los controles que teníamos que pasar, la inmensidad del lugar, el silencio absoluto que lo inunda todo y la fuerza imparable de la naturaleza, que se está apoderando de toda la ciudad.

Foto: Miquel Àngel Pérez Pérez

Pripyat era, a su manera, una ciudad muy avanzada con muchos servicios y equipamientos. Tenía escuelas, guarderías, clínica dental, hospitales, puesto de policía y bomberos, campamentos de verano, campo de fútbol y todo tipo de zonas recreativas.

Con estas fotografías hemos intentado expresar y transmitir la contundencia del drama que supuso la explosión de la central nuclear de Chernobyl, y también la belleza de esa vida en forma de naturaleza salvaje que ha vuelto a resurgir pasados los años.

Foto: Alejandro von Podolsky

Los tres locos que fuimos utilizamos equipos fotográficos muy diferentes: Miquel Àngel Pérez trabaja con película blanco y negro, se llevó su Hasselblad 6×6 con un gran angular. Todo lo ha revelado y positivado él mismo empleando una técnica especial para conseguir ese acabado tan característico.

Foto: Quim Tomás

Quim Tomás trabaja con una Fujifilm X-T2 y varios objetivos, pero sobre todo usó el Fujinon XF 10-24 mm f4. Su proyecto fotográfico se caracteriza por un color con un toque desaturado.

Foto: Miquel Àngel Pérez Pérez

Álex von Podolsky, por su parte, trabaja con cámaras réflex. Se llevó una Nikon D750 con un Sigma Art 12-24 mm, y tras mucho dudar entre blanco y negro y color finalmente presenta sus imágenes en color.

Foto: Alejandro von Podolsky

Este proyecto fotográfico se podrá disfrutar en una exposición colectiva en la Galería Ilmondo de Barcelona (Calle Calabria, 178) que se inaugura el 13 de septiembre a partir de las 19:30, y estará abierta al público hasta el 15 de noviembre.»

21 Comentarios

  1. El lugar es fascinante. Sin duda alguna.

    No quiero sumarme a la moda de denigrar los portfolios como los habituales troles suelen hacer. De hecho, la mayoría no me han disgustado, pero este reportaje es anodino. Las fotos no dicen absolutamente nada. Podrían estar hechas en cualquier lugar abandonado del mundo. La primera y la última de Podolsky, sin ser una maravilla, se salvan. Las de Quim tomás y Miguel Ángel son realmente prescindibles. No sé si es que se han centrado demasiado en los colores uno y en el revelado el otro, pero los encuadres son aburridos y anodinos hasta la exasperación.

  2. Se han ido un día de turismo y se han traído un «souvenir». Mirando la fotos, resulta que ni siquiera han tenído la osadía de hincar rodilla en tierra para buscar otra vista. Un plano picado, un contrapicado, etc. Todas están a la altura del ojo, como quien da un paseo a ver que sale, sin ninguna pretensión, ni idea, ni planificación. Es necesario jugar con la luz para sacar el «brillo» a un lugar que no lo tiene. Que son habitaciones abandonadas y llenas de detritus. Que solo con el nombre no basta. Para buscar la grandeza de un lugar así, abandonado, hay que trabajárselo mucho más, en mi humilde opinión.
    Desconozco si en el resto de la exposición tienen otro tipo de fotografía. Las mostradas aquí no representan un buen trabajo. No transmiten, no dicen mucho más allá de mostrar la basura y restos que hay, como en cualquier lugar abandonado.

    Los encuadres son deficientes salvo la dos comentadas anteriormente. La del coche de choque, (aparte del revelado, que no sé cuanto de especial será, pero el resultado desde luego no mucho) su autor corta inexplicablemente o arrima en exceso el encuadre por debajo cuando hay margen para encuadrarlo en condiciones. La segunda se salva por la luz, la edición y la máscara, que es el único artilugio en la escena que te dice que estás en Chernobyl y no en un almacén abandonado.
    El encuadre de la tercera no me dice nada, aparte del contraste de colores turquesa y ámbar y la edición desaturada. La cuarta ni la comento de lo horrorosa. La quinta podría haberse representado mucho mejor, bajando la vista hasta el pupitre, haciendo la toma justo por detrás, o sacar el detalle del libro encima… La edición de la luz tampoco está muy trabajada.
    La quinta y la sexta no merecen ni comentarse, y la última es la única que me dice algo, por el encuadre y la disposición de las cunas. Guarda algo de simetría y no es tan desagradable a la vista como el resto. Podría haber trabajado un poco más la luz para dar ambiente.

    En definitiva, un portfolio, o al menos lo mostrado aquí, carente de interés en mi opinión.

    • No quieres sumarte a la moda de denigrar los portfolios como los habituales troles suelen hacer pero es justamente lo que has hecho. Las «razones» que presentas para justificar tu mala baba no desmerece para nada el troleo que te has marcado.

  3. Creo que Álvaro e Iker ya lo han dejado claro en más de una ocasión: este no es espacio para que los «intelectuales» que van de críticos hagan sus pinitos demostrando sus amplios conocimientos en fotografía; para eso ya disponen de un campo abierto infinito como el Flickr. Aquí todo el mundo sabe mucho de fotografía pero se abstiene de mostrar su propio trabajo.

    Lo dicho: si te gusta perfecto, si no te gusta, cállate la boca.

  4. «No quieres sumarte a la moda de denigrar los portfolios como los habituales troles suelen hacer pero es justamente lo que has hecho. Las «razones» que presentas para justificar tu mala baba no desmerece para nada el troleo que te has marcado».

    Y de hecho, no me sumo. En vez de atacar al mensajero, rebate el mensaje ¿Por qué crees tú que es un buen portfolio? Mis razones no las entrecomilles, porque son lo que diferencian una crítica de un «troleo».

    • Tío, eres un troll. Asúmelo, no pasa nada. Internet está infestada de gente como tú y el mundo no deja de girar sobre su eje. Decir que «se han ido un día de turismo y se han traído un souvenir» indica una consideración muy denigrante para este trabajo que merece todos los elogios. Todo trolleo implica una crítica no deseada ni requerida como la tuya que además tiene el plus de una mala baba infinita y una inquina desproporcionada como las que dejas traslucir en tu comentario. Todas tus «razones» y todas tus objeciones a este porfolio se vienen abajo al considerar que este es un trabajo con vocación documentalista donde las convenciones artísticas y estéticas así como la planificación que tanto echas de menos están de más: sobran! Se nota que eres un advenedizo que ha conocido muy tardiamente esto de la fotografía. Además de troll eres un ignorante.

  5. Yo creo que se puede opinar y criticar siempre que sea constructivo. Pero estos comentarios, van más allá de la opinión o gustos, son misiles destructores. No quiero ser malebolo pero creo que quien atiza con estos comentarios es por envidia. A todos nos gustaría ver nuestros proyectos publicados en photolari. Por lo que veo y siento muchas de estas lengua viperinas sólo buscan resarcirse.
    Deberían tomar ejemplo de iniciativas como foto crítica en Instagram. Una muy buena comunidad donde la crítica constructiva existe y es muy positiva.
    Este año fuy con la ONG ALOUDA al Sahara y una de mis metas a demás de hacer las fotos para el calendario era publicar aquí mis imágenes como forma de dar a conocer y publicitar la ONG pero con estos comentarios miedo me da.

  6. Yo no voy a criticar el porfolio, mas bien voy a criticar el lugar…
    He algún lugar he leído (no se si ha sido aquí), que Pripyat ya no es lo que era. Después de los innumerables fotógrafos que por allí han pasado, el lugar ha sido alterado y colocado al antojo de dichos fotógrafos… unas mascaras por aquí… unos libros abiertos por allí… alguna mesa con sus platos y cubiertos bien colocaditos… etc, etc. Cada uno ha ido quitando, poniendo y/o moviendo objetos a su antojo, para componer la mejor imagen posible.
    No digo esto para desmerecer el lugar, que mas quisiera yo, el poder darme una vueltecilla por allí. Simplemente me ha parecido oportuno el mencionarlo, para que tengamos en cuenta el porque de algunas imágenes tan impecables en su composición o disposición de los elementos.

  7. Mi más profundo respeto a todo aquel que disfruta haciendo fotos de lo que sea y dónde sea y sobre todo a aquellos que, siendo fotógrafos profesionales o no, tienen los cojones de enseñarlas a los demás y soportar determinados comentarios. Felicidades a los tres por vuestras imágenes. De todo y de todos se aprende, y encima, el porfolio es interesante i con buenas fotos. A seguir disfrutando.

  8. «Tío, eres un troll. Asúmelo, no pasa nada. Internet está infestada de gente como tú y el mundo no deja de girar sobre su eje. Decir que «se han ido un día de turismo y se han traído un souvenir» indica una consideración muy denigrante para este trabajo que merece todos los elogios. Todo trolleo implica una crítica no deseada ni requerida como la tuya que además tiene el plus de una mala baba infinita y una inquina desproporcionada como las que dejas traslucir en tu comentario. Todas tus «razones» y todas tus objeciones a este porfolio se vienen abajo al considerar que este es un trabajo con vocación documentalista donde las convenciones artísticas y estéticas así como la planificación que tanto echas de menos están de más: sobran! Se nota que eres un advenedizo que ha conocido muy tardiamente esto de la fotografía. Además de troll eres un ignorante».

    Varias puntualizaciones:

    La primera. Yo soy el troll, pero el que insultas eres tú.

    La segunda. No sé de donde sacas que es un trabajo con una «vocación documentalista». Ellos dicen literalmente que:

    ««Este viaje es un proyecto de tres amantes de la fotografía de espacios abandonados que desde hace años disfrutamos de esta disciplina por toda la península. Al final conocíamos la gran mayoría de lugares abandonados, y poco a poco íbamos perdiendo la motivación. Necesitábamos un chute de adrenalina». Y también dicen que:

    «Contactamos con una agencia de turismo que organiza salidas a la ciudad y les advertimos andábamos buscando la típica visita de turistas». Así que lo de la visión documentalista es la del artículo 13 que te has sacado de la manga para intentar escabullirte de los argumentos e iniciar el insulto, que al final es a lo que vas.

    La tercera. Ya lo he dicho. Me debato entre los motivos de tu ataque, entre que no hayas leído el texto, o no sepas leer, o que lo que has querido realmente hacer es justo lo que criticas. Trolear. En tu caso insultar.

    La cuarta. El planeta gira por efecto de la gravedad. Me importa entre nada y menos si al respetable le parece bien o le parece mal la crítica, porque va dirigida a los autores del trabajo y no a los lectores.

    • Y nosotros no sabemos de dónde te has sacado tú que este porfolio tiene vocación pictorialista, vocación que primaria la creatividad respetando entre otros los cánones de encuadre y luz que tanto echas de menos; pero de esos párrafos que has citado de los autores no se desprende tal cosa ni nada parecida. Eso es una invención tuya, una excusa para sacar de paseo unos conocimientos que están errados en su concepción y que están fuera de lugar en este trabajo.

      Que tú crítica vaya dirigida únicamente a los autores es una tonteria que no te la crees ni tú: toda esa bateria de invectivas pseudo- intelectuales que despliegas contra este porfolio no es sino otra excusa para tratar de epatar al auditorio con un arsenal de «conocimientos» mál digeridos y peor aplicados para el caso que nos ocupa. Con tu mala baba has pretendido tirarte el pisto delante del respetable pero te ha salido mal la jugada.

      Por último, no te equivoques: llamarte troll no es un ataque o insulto: es una descripción objetiva que se desprende lógicamente de tus despreciativos «argumentos» hacia este trabajo.

  9. «Y nosotros no sabemos de dónde te has sacado tú que este porfolio tiene vocación pictorialista, vocación que primaria la creatividad respetando entre otros los cánones de encuadre y luz que tanto echas de menos; pero de esos párrafos que has citado de los autores no se desprende tal cosa ni nada parecida. Eso es una invención tuya, una excusa para sacar de paseo unos conocimientos que están errados en su concepción y que están fuera de lugar en este trabajo.

    Que tú crítica vaya dirigida únicamente a los autores es una tonteria que no te la crees ni tú: toda esa bateria de invectivas pseudo- intelectuales que despliegas contra este porfolio no es sino otra excusa para tratar de epatar al auditorio con un arsenal de «conocimientos» mál digeridos y peor aplicados para el caso que nos ocupa. Con tu mala baba has pretendido tirarte el pisto delante del respetable pero te ha salido mal la jugada.

    Por último, no te equivoques: llamarte troll no es un ataque o insulto: es una descripción objetiva que se desprende lógicamente de tus despreciativos «argumentos» hacia este trabajo».

    Llevan años haciendo fotos a lugares abandonados. No conozco a ningún aficcionado que se dedique a hacer fotos a lugares abandonados con vocación documentalista ¿Documentar el qué? ¿El paso del tiempo? A parte de que contrataron un tour turístico con recorridos, lugares y tiempos marcados, como cualquier otro turista. Es decir, que en el caso de que fuera documental, no mucho más allá de los otros 150.000 proyectos similares de otros turistas que han visitado exactamente las mismas instalaciones y durante el mismo tiempo y recorrido. Sería entre poco o nada original y menos documental.

    Eso por no obviar lo que también aclaran, y es que «Al final conocíamos la gran mayoría de lugares abandonados, y poco a poco íbamos perdiendo la motivación. Necesitábamos un chute de adrenalina». Con lo que parece que la verdadera motivación era el ABURRIMIENTO, y nada parecido a lo que has interpretado (porque obviamente no sabes leer, o si lo has hecho, no lo has tenido en cuenta con el único ansia de atacarme, por no ser lo políticamente correcto que se estima que debería ser. Es decir, elogiar cualquier cosa por el mero hecho de haber sido publicado en una web).

    La crítica va dirigída a los autores. El resto del auditorio sabía como iba a responder, lo que me importa un pimiento viendo que lo único a lo que se dirigen sus iras que es a la mera idea de que haya criticado el trabajo, pero no rebaten los argumentos en cuanto a motivación y a lo técnico.

    Y por último lo único objetivo y obvio han sido tus insultos, vista desde tu limitada óptica y comprensión.

    • Veo que sigues insultando a los autores al suponer que su única motivación fue el aburrimiento; tu insolencia no tiene límites pero es comprensible porque seguramente estés proyectando en ellos lo que verdaderamente constituye tu propia inspiración en fotografía: sí, el aburrimiento; aburrimiento que intentas mitigar escribiendo largas chapas en un blog de fotografía para inventar autoestima.

      No se trata de ser «politicamente correcto»; se trata de tener educación, y como ya han repetido hasta la saciedad tanto Iker como Álvaro, si no te gusta guarda un respetuoso silencio. Pero vemos que sigues insistiendo en el error.

      Te lo vuelvo a repetir una vez más por si no te has enterado: llamarte troll no es un insulto: es una descripción objetiva que cada palabra que escribes en este blog confirma y ratifica.

  10. «Yo no voy a criticar el porfolio, mas bien voy a criticar el lugar…
    He algún lugar he leído (no se si ha sido aquí), que Pripyat ya no es lo que era. Después de los innumerables fotógrafos que por allí han pasado, el lugar ha sido alterado y colocado al antojo de dichos fotógrafos… unas mascaras por aquí… unos libros abiertos por allí… alguna mesa con sus platos y cubiertos bien colocaditos… etc, etc. Cada uno ha ido quitando, poniendo y/o moviendo objetos a su antojo, para componer la mejor imagen posible.
    No digo esto para desmerecer el lugar, que mas quisiera yo, el poder darme una vueltecilla por allí. Simplemente me ha parecido oportuno el mencionarlo, para que tengamos en cuenta el porque de algunas imágenes tan impecables en su composición o disposición de los elementos».

    Por supuesto. Muy de acuerdo con ello. Chernobyl se ha convertido en un souvenir turístico donde los rusos hacen su agosto. Después de la famosa serie de 6 capítulos aquello esta conociendo un «revival» muy apetecible para sus bolsillos. Y por este y motivo, y por el que señalas, hacer un viaje a Chernobyl puede ser estupendo, pero poco documental. Un viaje turístico a un destino atípico si acaso, pero poco más.

  11. Al de la ONG. No se si tu trabajo es bueno o malo, pero te digo una cosa: si dejas que imbéciles y frustrados vertiendo bilis online te acongojen hasta no publicar, ganan ellos. Ahí lo dejo. Siempre me ha molestado como este tipo de individuos acaban echando de los espacios comunes a gente que no le apetece llevarse un disgusto por nada, cuando encima estas personas suelen ser las que más tienen que aportar.
    También creo que es mejor 5 trabajos de mierda publicados que uno cojonudo que se queda en un cajón sin compartirse, porque es como si no existiera.
    Te animo encarecidamente a que escribas (a photolari o a quien sea) y muestres lo que has hecho, que bueno o malo, está ahí.
    Un saludo.

  12. a Cariacontecido y ensimismado:
    Chernobyl NO ESTÁ EN RUSIA… queda claro tu punto de vista y basto conocimiento del tema; gracias por tu inestimable aportación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.