Mi cliente se casa el 10 de abril de 2021 y necesitaremos un vídeo de la boda de más de una hora y unas 1000 fotografías. ¿Presupuesto para este trabajo? Cero. Al menos en dinero, porque la representante de estos influencers con planes de boda ofrecía menciones y promocionar el negocio entre sus seguidores de Instagram y Facebook. Concretamente unos 55.000 sumando ambas redes.

Publicidad

«Hemos hecho la misma propuesta a cuatro fotógrafos de la zona, así que mejor responder pronto», apuntaba la protagonista de la historia, dando por hecho que oferta era un auténtico chollo.

Algo de lo que no parecían estar muy convencidos en Betrothed & Co, unos de los fotógrafos a los que les llegó la -ejem- oferta de trabajo y que no dudaron en responder como se merecía.

«Suponemos que hay un error en el número de ceros, porque tenemos amigos con más seguidores y no se consideran influencers ni van pidiendo fotos gratis», explicaban en su divertido mail de respuesta en el que, además, recordaban que los servicios que estaban solicitando ascendían a unas 4000 libras.

En Petapixel han reproducido la cadena de correos cruzados. Porque sí, la representante de estos autoproclamados influencers contestó ofendidísima por el tono de humor de los fotógrafos.

¿Su reacción? Que estaban perdiendo la oportunidad de su vida y que, si volvían a escribirles un mail, no dudarían en dejarlos en evidencia en las redes. Algo que, por lo visto, no entendía que iba a pasar pero justo en el sentido opuesto.

Evidentemente, no se trata de la primera ni de la última vez que alguien intenta conseguir un fotógrafo gratis para su boda, aunque es verdad que el argumento influencer añade siempre algo de exotismo y diversión al asunto.

«Te dejo hacer gratis las fotos de mi boda». El anuncio más surrealista de una pareja que busca fotógrafo

Sin ir más lejos, hace un par de veranos alguien se animó a publicar un anuncio en el que aseguraba estar dispuesto a a dejar a un fotógrafo hacer las fotos de su boda gratis para que pudiera practicar. Tal cual.

Y precisamente hace unos días un heladero de Los Ángeles saltaba a los titulares gracias a su nueva política de precios para influencers: quienes pidieran un helado gratis, pagarían el doble. Claro que, en este caso, hablamos de 4 dólares -o de 8 para influencers– no de un reportaje de boda de casi 5000 euros.

Es más, además del descuento del 100% en el presupuesto, los supuestos influencers también incluían otra condición genial: un descuento del 25% para todos los que contrataran sus servicios a raíz de la promoción que les prometían. Un negocio redondo, vaya.

¿Lo peor del asunto? Como dice el propio fotógrafo en su última mail, quedarnos sin saber el nombre del influencer o la influencer en cuestión.

¿Eres fotógrafo y te han pedido que trabajes gratis? Posiblemente sí. Si quieres contárnoslo y compartir tu experiencia, escríbenos

 

12 Comentarios

  1. Deberían haberles seguido un poco el rollo hasta enterarse de la identidad real de los ‘influencers’ para dejarlos en evidencia.
    Así han quedado parapetados por su agente y posiblemente terminen consiguiendo las fotos gratis y no conoceremos ni la identidad de estos jetais ni la del fotógrafo que se presta.

  2. LO peor, es que lo creáis o no, hay fotógrafos que lo hacen gratis, y no solo en el sector de las bodas, en el sector de la fotografía en general, conciertos, eventos deportivos, moda, porque ser fotógrafo «mola»

  3. Lo de estos «influmierders» es de traca. Menos morro, más trabajar, y más respeto por el trabajo de la gente, sea cual sea su ocupación. Que todos tenemos que comer, vaya.

  4. Estos casos lo que dan ganas de no emitir mas ni una oferta de ningún tipo. Es un abuso de uso seguidores que ve tu a saber si son bots. Que rabia no poder escribirles personalmente. Gracias photolari por estas historias.

  5. Ni idea quien estableció ese ridiculous título de “influencers” que lo único que ha hecho es influenciar egos a costa de explotar otras personas, entre ellos fotógrafos

  6. Yo hubiera aceptado ya que dicen que para que practique, tomo 2 fotos de cada escena una buena y otra mala, incluso desafocada, a la hora de entregarles les doy las malas y les confirmo que estoy practicando y por eso son gratis, por lo mismo salieron mal, pero que tengo otras que están bien tomadas pero esas tienen el precio de un profesional y les doy el precio real, si no las quieren por el precio, no tendrán recuerdos de su boda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.